www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

donaciones a ONGs

Los ciudadanos dan una lección de solidaridad a la Administración Pública

viernes 25 de diciembre de 2009, 02:00h
Las donaciones de particulares a Organizaciones No Gubernamentales no han disminuido, pese a las dificultades económicas que atraviesan las familias españolas. Según la Coordinadora de ONGs para el desarrollo, el ciudadano de a pie ha mantenido su compromiso solidario con quienes más lo necesitan, mientras que comunidades y ayuntamientos, así como empresas privadas, han recortado sus presupuestos en cooperación.
La solidaridad de los españoles no ha sufrido el envite de la crisis económica que ha marcado el año 2009. A la espera de que se publiquen las cifras oficiales, la percepción de las Organizaciones No Gubernamentales es que "las donaciones de particulares se han mantenido", según ha explicado a EL IMPARCIAL el vocal de comunicación de la Coordinadora de ONGs para el desarrollo, Antonio González.

"Ha sido un gesto muy necesario en estos momentos en los que las administraciones públicas están reduciendo el presupuesto de apoyo social o cooperación al desarrollo", especialmente los ayuntamientos y las comunidades autónomas, ha lamentado González.

Una apreciación que confirman desde Cáritas, cuyos recursos proceden, en un 62 por ciento, de aportaciones privadas.

En concreto, según el estudio "La colaboración de los españoles con las ONG y el perfil del donante", realizado por la Asociación Española de Fundraising, en torno al 11 por ciento de la población colabora de forma estable con alguna entidad sin ánimo de lucro, lo que supone casi 4.200.000 personas.

Se trata de "un núcleo muy solidario, muy estable, que mantiene el nivel de colaboración", asegura González.

"Es verdad que veníamos de unos años de crecimiento y, probablemente, este año tengamos un mantenimiento, pero yo no tengo la percepción de que haya caído", ha diagnosticado.

En cambio, las donaciones de empresas privadas han disminuido un 20 por ciento en el último año, según el director del Instituto de Innovación Social de la escuela de negocios ESADE, Ignasi Carreras.

Asimismo, la mayor parte de las cajas de ahorros han acortado también sus inversiones en obra social, en concreto, entre un 30 y un 50 por ciento con relación a 2008, según apunta Carreras.

Lo que está claro es que en 2010 y, sobre todo, en 2011, las organizaciones no gubernamentales dispondrán de menos dinero debido a la disminución de la recaudación de las declaraciones de la renta como consecuencia de la crisis y, por tanto, del 0,7 por ciento del IRPF destinado a fines sociales y/o a la Iglesia.

Todos estos descensos afectarán, especialmente, a los países en vías de desarrollo, "donde el impacto de la crisis se va a ir dejando notar a lo largo de los próximos meses de una manera mucho más lenta pero mucho más profunda", ha vaticinado Antonio González.

Según el vocal de la Coordinadora de ONGs para el desarrollo, "a lo largo de los próximos dos años, la onda de la crisis va a llegar a los países del sur con un impacto mayor". Prueba de ello es que, por primera vez, se han superado los mil millones de personas con problemas de desnutrición y los 1.400 millones de personas en situación de pobreza extrema.

Por ello, ha reclamado que las ayudas millonarias a la banca se hagan extensivas a las personas. "Al fin y al cabo, estamos hablando de poner por delante a seres humanos frente a sistemas financieros", ha denunciado González.

"Lo que tenemos que hacer", ha apostillado, "es recordar a las administraciones públicas que también tienen que estar cerca de las personas que más lo necesitan en este momento".

Las 30 ONGs de mayor dimensión que trabajan en España se financian principalmente con donaciones de particulares, que aportan entre un 50 y un 70 por ciento del presupuesto, mientras que el resto lo cubren con subvenciones públicas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios