www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica salvaje

La fauna más peligrosa

lunes 15 de febrero de 2010, 16:23h
La naturaleza, a veces bella, otras letal. En la mayoría de las ocasiones, cuando hablamos de animales peligrosos, se nos vienen a la mente el león, el tiburón blanco o el tigre, aunque estas especies no son necesariamente las que más vidas se cobran al año. No siempre los patrones animales se rigen por una misma norma y, muchas veces, el ejemplar más llamativo puede ser, al mismo tiempo, el más letal. A continuación les ofrecemos algunos de los animales más peligrosos del planeta.
Medusa 'avispa de mar'
Esta especie marina tiene el honor de ser el animal conocido más venenoso del mundo. La Chironex fleckeri, una especie que habita en aguas australianas, inyecta a sus presas o a sus atacantes la neurotoxina más potente del mundo capaz de matar a más de medio centenar de seres humanos adultos. Sus casi 20.000 aguijones son mortales de necesidad y basta con 1,3 miligramos de su veneno para que un hombre muera a los pocos minutos.

Cobra asiática
La Naja naja, sobrenombre con el que se conoce a la cobra de la India o de anillos, es una de las especies de serpiente más venenosas del mundo. Su triste récord le sitúa como la causa de más de 50.000 muertes al año, ya que suele vivir cerca de los caminos y los poblados rurales del subcontinente indio y los campesinos suelen ser sus víctimas. Además, su veneno es muy potente y el hecho de que gran parte de sus ataques a seres humanos se produzcan en localidades remotas del país asiático, sin apenas recursos médicos o sanitarios, hace que su índice de mortalidad sea muy alto entre una población desprovista de medios con los que combatir esta amenaza.

Pulpo de anillos azules
A pesar de sus vistosos colores, este pequeño pulpo, Hapalochlaena lunulata, de apenas 20 centímetros de tamaño que invita con su exótico cromatismo a tocarlo, es mortal de necesidad debido a la neurotoxina que inyecta en sus víctimas al verse amenazado. Sus llamativos anillos azules, que se hacen más tentadores cuando el ejemplar se ve en peligro o amenazado, son su principal mecanismo de defensa ante posibles depredadores a los que avisan de que no son plato de buen gusto.

Rana punta de flecha
La Dendrobatidae es una clase de anfibio, oriundo de Centro y Suramérica, de llamativos colores y pequeño tamaño. Esta clase de rana segrega por su espalda una potente mucosa venenosa que la protege de los ataques de los posibles depredadores. Este tipo de animal comprende varias especies, entre las que destaca la rada dorada (Phyllobates terribilis) como la más peligrosa de todas por la potencia de su veneno. A pesar de su peligrosidad, las ranas de punta de flecha son muy codiciadas en el mercado negro.

Pez piedra
Esta especie, que cuenta con uno de los sistemas de camuflaje más efectivos del reino animal, posee uno de los ataques más mortales que se conocen. Los Synanceja, en sus dos variantes, habitan el océano Índico y algunas zonas del Pacífico y cuentan con unas 18 púas capaces de inyectar un veneno de potencia similar al de la cobra. Su alto índice de mortalidad se debe a que los bañistas no le ven entre las rocas y lo pisan por equivocación.

Tiburón tigre
A pesar de que no cuenta con la popularidad de su primo el tiburón blanco, el tigre (Galeocerdo cuvier) es el escualo más peligroso y hostil de todo el planeta. Esta especie, que se puede encontrar en las aguas cálidas de todo el globo, suele tener hábitos nocturnos y no hace muchos distingos en cuanto a su dieta, por lo que son habituales los ataques a surfistas en las costas australianas. Su tamaño oscila en torno a los 5 metros, aunque el ejemplar más grande jamás capturado llegó a alcanzar los 7 metros.

Hipopótamo
Es una de las especies más simpáticas del mundo y su apariencia dista mucho de ser calificada como hostil, pero la realidad es que el hipopótamo es uno de los animales con mayor índice de mortalidad del mundo. Al Hippopotamidae no le gusta que le molesten y suele atacar a los pescadores africanos que chocan contra su lomo en los ríos y lagos de todo el continente. Su mandíbula y su tonelada de peso son sus armas en caso de verse amenazado, aunque no cuenta con depredadores naturales que le amenacen.

Mosquito de la malaria
Este pequeño insecto, de apenas medio centímetro de tamaño, es, probablemente, la especie más temida en toda África. La picadura del Anopheles gambiae transmite la malaria, una de las enfermedades que más muertes causa en todo el continente africano y mortal de necesidad ya que aún no se cuenta con los medios sanitarios necesarios para paliar esta amenaza entre los países amenazados por estos mosquitos.