www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Sólo un 5% de los aspirantes accede

Los secretos del GEO, el cuerpo de élite más desconocido de la Policía

miércoles 24 de marzo de 2010, 18:24h
Tan sólo un 5 por ciento de los policías aspirantes al Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional alcanza el objetivo de pertenecer a este cuerpo de élite. Quizá por eso es uno de los grandes desconocidos dentro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. ¿A qué se dedican los 173 efectivos con los que cuenta esta unidad operativa? EL IMPARCIAL explica cuáles son sus principales funciones.
De las 233 solicitudes recibidas en la última convocatoria para ingresar al Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, sólo 12 agentes lograron concluir el proceso selectivo y, en este momento, hay seis inspectores realizando el curso para convertirse en mando de esta unidad, según la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Estos datos no hacen sino confirmar la dura selección a la que deben hacer frente los agentes durante siete meses para formar parte del que es, sin duda, el grupo más desconocido de la Policía.

Los miembros del GEO se encargan de las intervenciones de más alto riesgo. "No son ‘super policías’ pero les falta poco", dice el secretario general de comunicación de la Unión Federal de Policía, Alfredo Perdiguero, quien afirma que son "los grandes desconocidos" pese a que se trata de "una de las mejores unidades de élite en el ámbito internacional".

Los agentes que optan a formar parte de este cuerpo de élite se someten durante siete meses a una formación que les convierte en expertos escaladores, buceadores, paracaidistas y tiradores. Conocen a la perfección todo lo que tiene que ver con explosivos, grupos terroristas y asaltos a medios de transporte, además de ser capaces de resolver con plenas garantías de éxito los incidentes que requieran negociación con secuestradores que han tomado rehenes.

Perdiguero explica a EL IMPARCIAL el proceso que lleva a los policías a formar parte de los GEO. “Para llegar a este grupo se convocan anual o bianualmente unas plazas y, tras superar las pruebas físicas y culturales, los candidatos pasan un test psicotécnico y la entrevista con un psicólogo, que comprobará si son capaces de soportar la presión a la que un efectivo de este cuerpo se ve sometido en su día a día”. Añade el portavoz de UFP que “los seleccionados hacen un curso de formación de siete meses y hasta una semana antes de terminar la preparación pueden ser considerados no aptos”.



En la actualidad, este cuerpo de élite, que nació a finales de los 70 para luchar contra el terrorismo y los grupos de delincuencia organizada, cuenta con 173 efectivos. Abordajes, secuestros o narcotráfico son las palabras que definen el día a día de estos agentes especiales, listos para actuar en las situaciones más arriesgadas. Desde que fue convocado el primer curso de acceso a esta unidad en 1977, este grupo ha participado en la detención de 41 comandos armados de diferentes bandas terroristas y ha rescatado a 461 víctimas de secuestros o tomadas como rehenes. Asimismo, esta unidad ha realizado 29 abordajes y apresamientos en alta mar de barcos relacionados con el narcotráfico, que se han saldado con la incautación de más de 65 toneladas de cocaína y 197 personas arrestadas.

Además de estas tareas, varios agentes del GEO prestan servicio de protección a personal diplomático destacado en las embajadas de los países en conflicto, como es el caso de los 16 miembros de esta unidad que actualmente trabajan en Iraq, Afganistán y Pakistán.

“Son los que intervienen en los asuntos más graves”, afirma Perdiguero, quien explica que es “algo que les obliga a estar preparados para cualquier evento sea de la índole que sea a través de un durísimo entrenamiento diario que no puede aguantar todo policía”.

¿Cómo se protegen?
La peligrosidad que conllevan sus misiones obliga a que la protección sea una máxima a la hora de elegir la equipación con la que trabajan. Antes de acudir a una llamada que necesite de su actuación, estos efectivos se pertrechan con material que garantiza su seguridad: casco, gafas protectoras, pasamontañas, máscara de gas, chaleco antibalas, guantes y botas.

Fusil de asalto G41 TGS. Fuente: Policía Nacional
Asimismo, la unidad operativa usa sistemas de telecomunicaciones de visión, tanto nocturna como diurna, y de ayuda al disparo. El armamento más utilizado son las escopetas del tipo Franchi, Remington y H&K, además de fusiles de asalto y de precisión. En el caso de que el agente realice actividades subacuáticas utiliza trajes de neopreno, botellas de oxígeno, ordenadores y un robot para inmersiones de hasta 200 metros.

Desde la UFP, Perdiguero explica que "los miembros del GEO se organizan en grupos de cinco agentes que son expertos en todas las disciplinas, aunque siempre hay uno más especializado en cada actividad". La dureza extrema de su trabajo "les obliga a validar casi a diario su puesto en el grupo", por eso es raro que "lleguen a jubilarse en esta unidad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.