www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ha sido descifrado por el Instituto de Oncología de la Universidad de Oviedo

El genoma del pinzón cebra da nuevas claves sobre el origen del lenguaje

miércoles 31 de marzo de 2010, 20:18h
Investigadores del Instituto de Oncología de la Universidad de Oviedo han contribuido a descifrar el genoma del pinzón cebra, un ave que sirve como modelo de aprendizaje y comunicación verbal, en un trabajo que permite avanzar en la determinación de los genes implicados en el lenguaje.
El genoma del pinzón cebra sirve como modelo de aprendizaje y comunicación verbal. Así lo han concluido investigadores del Instituto de Oncología de la Universidad de Oviedo que han contribuido a descifrar el genoma de este ave. El estudio puede ayudar a estudiar patologías relacionadas con problemas de comunicación, como el autismo e incluso enfermedades de Parkinson y Alzheimer, y ha sido realizado por el grupo que dirige en la Universidad de Oviedo el Premio Nacional de Investigación Carlos López-Otín, informa la Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (FICYT).

"El pinzón cebra posee un canto de notable complejidad, que aprende a una edad temprana escuchando el de un tutor adulto y en ese sentido sus características son muy parecidas a las del lenguaje humano", explica Carlos López-Otín a través de un comunicado de FICYT.

El catedrático de Bioquímica y Biología Molecular ha coordinado la contribución española a esta investigación. En el estudio han participado más de veinte laboratorios internacionales, coordinados por Wesley Warren, del departamento de Genética de la Universidad Washington en Saint Louis, Misuri, con el objetivo de determinar la secuencia de los más de mil millones de pares de bases que forman el ADN de esta especie.

Este trabajo convierte al pinzón cebra en la segunda ave, después del pollo común (Gallus gallus), cuyo genoma ha sido secuenciado. Ahora, la comparación entre los genomas de ambas aves permite avanzar hipótesis sobre las características genéticas que determinan la capacidad de comunicación vocal de los animales.

El trabajo también ha analizado los cambios en la expresión de genes en el cerebro del pinzón cebra durante el desarrollo del proceso de aprendizaje y ejecución del canto y ha demostrado que el acto de cantar una breve melodía modifica de manera muy significativa la expresión de más de ochocientos genes del ADN de esta pequeña ave.

La participación española en este proyecto deriva del trabajo de los investigadores del Instituto de Oncología de la Universidad de Oviedo Carlos López-Otín, Víctor Quesada, Xose Antón Suárez Puente y Gloria Velasco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios