www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

53 millones de personas no tienen qué comer

La FAO califica de "paradoja" que en Latinoamérica haya hambre

jueves 29 de abril de 2010, 10:37h
El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), Jacques Diouf, afirmó que es una "paradoja" que en América Latina y el Caribe haya millones de personas que padecen hambre, en el inicio de la 31 Conferencia regional del organismo.
"Para una región cuya producción de alimentos cubre las necesidades alimentarias del conjunto de su población y que, además, exporta cantidades no desdeñables de excedentes a otras partes del mundo, se trata de una paradoja", precisó Diouf en su discurso inaugural de la conferencia regional para América Latina y el Caribe.

Diouf recordó que el nivel de inseguridad alimentaria en la región aumentó en 2009, llegando a 53 millones el número de personas que padecen de hambre.

Indicó que algunos países de la región se vieron afectados por desastres naturales el año pasado, como las sequías e inundaciones en América Central y el Sur, lo que agudizó el problema. Aún así, Diouf se mostró optimista debido a que esta situación ha devuelto al problema al primer plano y obliga a adoptar nuevas políticas y situar la agricultura y la seguridad alimentaria en el centro de los programas nacionales y regionales de desarrollo.

Presentó detalles sobre el desarrollo agrícola en América Latina y el Caribe en el periodo 2008-2009, señalando que la agricultura y los bosques contribuyeron con un promedio del 5 por ciento al Productor Interno Bruto (PIB) de la región en 2008.

Observó el incremento registrado en sectores como el de cultivos, que en 2008 produjo 185 millones de toneladas de cereales, lo que significó un aumento del 3,3% con respecto al año anterior, mientras que la acuicultura desde 1995 aumentó su participación en la producción regional del 2 al 10 por ciento.


Precisó que será necesaria una financiación de unos 800 millones de dólares para "reconstruir" una agricultura moderna y competitiva, a fin de alimentar a una población de alrededor de 10 millones de personas.

El director general de la FAO recordó el compromiso de todos los Gobiernos de alcanzar las metas del milenio, consistente en reducir a la mitad el hambre en el mundo para 2015, fortalecer la coordinación internacional y la gobernanza de la seguridad alimentaria. De igual formar, será necesario promover nuevas inversiones para aumentar la producción y la productividad agrícola, sobre todo en los países en desarrollo.

En la jornada inaugural también participó el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quien anunció que la FAO instalará su sede regional en Panamá y contará con la presencia de 40 técnicos que brindarán asesoría a la región centroamericana.

La conferencia regional se desarrollará hasta el viernes próximo, y en ella la FAO recomendará a los Gobiernos de América Latina y el Caribe darles una mayor participación a los pequeños agricultores, para que exista un mercado agroalimentarios más competitivo. La reunión por vez primera cuenta con reuniones con enfoques subregionales, principalmente en Centroamérica, Suramérica y el Caribe.