www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MÉNDEZ Y TOXO DICEN NO A LA UNIÓN EUROPEA

martes 04 de mayo de 2010, 13:07h
En la escuálida celebración del 1 de mayo, a la que sólo asistieron los sindicalistas liberados, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo coincidieron al rechazar la reforma laboral, el recorte del gasto público, la prolongación de la edad de jubilación y la merma de los derechos adquiridos. De entrada los dos líderes sindicales se opusieron a una parte sustancial de lo que Bruselas ha impuesto ya a Grecia y exige a España.

     Comisiones Obreras y UGT amenazaron de hecho a Zapatero con la huelga general, si el presidente no se pliega dócilmente como ha venido haciendo hasta ahora, a sus designios. Sabido es que Cándido Méndez se ha convertido en uno de los principales asesores de Zapatero y que el presidente no quiere comprometer su prestigio “progresista” enfrentándose con una huelga general. Por eso se ha dedicado a dar largas, a esperar a que escampe, a que lleguen las elecciones generales.

     Lo que ocurre es que se termina el tiempo de las camelancias y los embustes. Carlos Solchaga y Joaquín Almunia lo han explicado muy bien. En cuatro meses, Zapatero deberá presentar los Presupuestos Generales del Estado correspondientes al año 2011. Y Bruselas, que tiene derecho a intervenir en ellos, no tolerará una sola veleidad. Los Presupuestos deben asumir las exigencias comunitarias para que el déficit español se reduzca y no siga comprometiendo la estabilidad del euro. Los sindicatos españoles ya pueden ir afilando sus dientes para clavarlos en la carne zapateresca. Las exigencias sindicales y las europeas son incompatibles.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios