www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Barcelona 4 valladolid 0/MÁLAGA 1 REAL MADRID 1

Messi firma la goleada y el título para el Barcelona

sábado 15 de mayo de 2010, 20:15h
La trigésimo octava y última jornada de la Liga BBVA mantiene viva la incógnita amable, la del campeón, con el Barcelona jugándose el título en casa frente al Valladolid y el Real Madrid esperando el tropiezo blaugrana en Málaga. Pero también se dilucidarán las incertidumbres del descenso, tres dudas muchos más angustiosas que mantienen en vilo a cinco aficiones diferentes en Santander, Málaga, Tenerife, Valladolid y Jerez de la Frontera.
En una de las Ligas más disputadas que se recuerdan, un FC Barcelona de récord llega a la última jornada sin el título y con la necesidad de ganar a un Real Valladolid que se juega la vida en búsqueda de la permanencia, y es que la gran temporada de los blaugrana y de Real Madrid ha propiciado que 96 puntos no sean sinónimo de 'alirón'.

Por ello, el Barcelona podría ser campeón de Liga y revalidar el título conseguido la temporada pasada con una nueva cifra récord, 99 puntos. A uno de la centena, cifra que quizá se vea el año próximo de seguir ambos rivales tan fuertes. El Valladolid, que con Clemente en el banquillo pondrá las cosas difíciles a los de Guardiola, tiene 36 puntos y está a 60 -20 victorias- de su rival de este.

Por su parte, el Real Madrid se aferra al milagro que le permita conquistar el título liguero, sueño que pasa por ganar al Málaga y que el Valladolid arranque un punto del inexpugnable Camp Nou en los dos partidos en los que estarán en juego la lucha por el título y la salvación.

Los puntos que podrían alcanzar cada equipo, 99 y 98, son números de récord histórico, pero de poco le serviría eso al Real Madrid si termina la temporada sin añadir nada a su palmarés, como sucediera la campaña pasada.

El proyecto de Manuel Pellegrini, que, para muchos dirigirá su último partido en el banquillo del Real Madrid, recibió el primer disparo letal en el flanco en Alcorcón y comenzó a hundirse sin remisión ante el Lyon. Ni siquiera ganar la Liga, por complicado que sea salvaría al chileno, que ya tiene a Mourinho presto para sentarse en su banquillo, y no sólo en la final de la Liga de Campeones del próximo sábado.

Cinco equipos se rifan tres plazas de descenso
El Racing de Santander se juega la categoría ante sus vecinos del Sporting, ya salvados. El técnico del equipo cántabro alineará en el ataque a Canales y Tchité para conseguir un triunfo vital. Parece difícil que Portugal pueda contar con el lesionado Colsa, mientras que Moratón se perderá el partido por acumulación de amonestaciones. A cambio, la sorpresa es la vuelta a una lista de Munitis.

Por su parte, el equipo sportinguista no se juega nada y ello, unido a la plaga de lesiones con las que cuentan, hará que Preciado alineé un once cargado de suplentes. El técnico cántabro no podrá contar con Botía, Diego Camacho, Rivera, Gerard, Raúl, Cuellar y Kike Mateo a los que se une la baja Mate Bilic, que se ha incorporado ya a la selección de Croacia. La sorpresa podría ser el debut del juvenil Sergio Álvarez.

Este partido no se ha librado de las habituales suspicacias de final de temporada dado la buena relación existente entre ambos clubes, alimentadas por el presidente de la comunidad cántabra, Miguel Ángel Revilla, tras enviar una carta a los aficionados gijoneses para pedirles sus ánimos este domingo en El Sardinero.

El Tenerife, que entrena José Luis Oltra, se juega en Mestalla la permanencia ante un Valencia que acabará tercero en la Liga y que sólo piensa en despedir oficialmente a Rubén Baraja, que deja la entidad después de una década. También podrían vivirse despedidas oficiosas como las de David Silva o David Villa ante el incipiente interés de algunos equipos por contar con ellos para la próxima temporada. Mathieu puede volver a jugar tras una larga lesión.

El conjunto canario tendrá un ojo en Mestalla y el otro repartido en los partidos que juegan el Málaga, el Real Valladolid y el Racing, que también pelean en la última jornada por evitar el descenso. El técnico ha tratado de inculcar a sus jugadores durante toda la semana que la salvación es posible.

Gorosito quiere culminar su milagro
En el Reyno de Navarra, Osasuna, sin nada en juego, pondrá a prueba su profesionalidad ante un Xerez que ha conseguido llegar a la última jornada con posibilidades de quedarse en Primera. Los 'rojillos' quieren dejar su honestidad fuera de toda sospecha y están dispuestos a buscar una victoria con la que agradecer a su afición el apoyo que le ha brindado durante una temporada.

Camacho, con las bajas por lesión de Nekounam, Roversio, Echaide y Delporte, seguirá contando con los futbolistas con menos minutos, con lo que su motivación sobre el campo está asegurada.

Por su parte el Xerez visita el Reyno de Navarra dispuesto a rematar el 'milagro' de la permanencia, que se le presenta más real que nunca tras la última jornada en la que, con su triunfo sobre el Zaragoza (3-2) se ha quedado a tan sólo 3 puntos de la salvación.

Para los xerecistas, que disfrutan de la primera experiencia en la élite del fútbol nacional en toda su historia, todo pasa por ganar mañana y que, al mismo tiempo, pierdan al menos tres de los cuatro conjuntos Tenerife Valladolid, Málaga y Racing) que le preceden en la tabla.

Se trata, pues, de unas cuentas complicadas, pero posibles, para un equipo al que prácticamente todo el mundo daba por descendido a comienzos de la primera vuelta, cuando sumaba tan sólo 8 puntos y un partido ganado.

Además, los azulinos, que saldrán obligados a jugar al ataque, llegan a esta cita pletóricos de moral, después de que hayan sumado 25 puntos en la segunda vuelta de la mano de un Gorosito, al que pocos conocían en el fútbol español, pero que ha demostrado que es un técnico a tener en cuenta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios