www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

la Comisión de Justicia del Senado debate esta norma

Multas y penas de prisión para aquellos periodistas italianos que publiquen escuchas

miércoles 19 de mayo de 2010, 19:12h
La Comisión de Justicia del Senado italiano ha dado luz verde a una nueva normativa contra la publicación por parte de periodistas y editores de material informativo interceptado a través de escuchas. Las penas, que plantean incluso la posibilidad de ir a la cárcel, están penadas con hasta 464.000 euros, según informa Il Messaggero.
Italia se dispone a castigar incluso con penas de cárcel a los periodistas que difundan el contenido de escuchas telefónicas realizadas durante investigaciones policiales o judiciales antes de que se lleve a cabo la vista preliminar del caso y se haga público su contenido.

El llamado "proyecto de ley de las interceptaciones" se encuentra estos días en la Comisión de Justicia del Senado inmerso en el debate de numerosas enmiendas presentadas por los partidos de la oposición, que hoy vieron cómo se rechazaban algunas de sus propuestas de modificación del texto.

Entre ellas, según refieren los medios de comunicación italianos, la que pretendía modificar el artículo que multa a los responsables de los periódicos en los que se difundan dichas escuchas con multas de entre 64.500 y 464.700 euros.

En un primer momento, algunos de los miembros de la Comisión anunciaron la conformación final de los artículos que introducen las penas de cárcel para los periodistas, pero finalmente este punto aún no ha sido votado y ha quedado aplazado para los próximos días.

El proyecto de ley, según su actual formulación, prevé la condena de hasta dos meses de cárcel y una multa de entre 2.000 y 10.000 euros por las publicaciones de los contenidos de las escuchas modo resumido y los mismos tiempos de prisión, pero entre 4.000 y 20.000 euros de multa, si se difunden totalmente. También podrá ser condenado incluso con penas de 4 años de cárcel quien realice grabaciones "fraudulentas" en virtud de la enmienda "D'Addario" (apellido de una de las prostitutas que acudió a una de las fiestas del primer ministro, Silvio Berlusconi), con eximentes si se hacen por motivos de seguridad del Estado o si se realizan bajo el amparo del derecho a la información.

Este proyecto de ley ha provocado el rechazo más absoluto de la Federación Nacional de la Prensa italiana (FNSI) y del opositor Partido Demócrata (PD), la principal formación de la oposición a la coalición de Gobierno del Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi y de la federalista Liga Norte (LN) de Umberto Bossi. "Las penas y las sanciones económicas para los periódicos, los periodistas y editores, aprobadas por senadores del PDL y la Liga siguiendo las órdenes de Berlusconi, son de una gravedad tal que ni la España franquista había llegado a tanto", dijo hoy Zanda, senador del PD, a la salida de la Comisión.

El texto, que muchos contemplan como una forma para evitar la filtración a la prensa de nuevos escándalos en los que pudiere verse involucrado Berlusconi, debe ahora terminar de ser conformado en su totalidad -aceptando o rechazando las enmiendas- para después pasar al pleno del Senado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios