www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ERROR DE LA IGLESIA EN CAJASUR

lunes 24 de mayo de 2010, 14:17h
Los políticos, en líneas generales, son muy malos administradores de entidades financieras. Los eclesiásticos también. Santiago Gómez seguramente ha acertado al sacrificar los intereses de la Iglesia y negarse a la fusión con Unicaja que exigía despidos y rebajas salariales. El presidente-cura de CajaSur ha defendido a los suyos y se ha negado a entrar en componendas con lesión de derechos sociales.

     Y, claro, el Banco de España ha intervenido. Lo ha hecho porque era necesario y como advertencia a alguna otra Caja de mayor envergadura cuya quiebra podría fragilizar el entero sistema financiero español.

     Seguramente hubo razones en su día para que la Iglesia decidiera ponerse al frente de una Caja de Ahorros en Andalucía. El tiempo ha demostrado que aquella decisión fue un error. Zapatero a tus zapatos. El problema de la mayor parte de las Cajas de Ahorros es su politización. En lugar de a la buena administración, los gestores se dedican en gran parte a favorecer a los políticos, a los amiguetes de los políticos, a los parientes de los políticos. Y al gasto desmedido en instalaciones suntuosas y en pagar a sus administradores. Menuda mamandurria ser consejero de algunas Cajas.

     Ahí están los resultados. Mientras los Bancos bien controlados por el de España han resistido a la crisis y han servido de ejemplo en Europa y Estado Unidos, las Cajas demuestran una preocupante debilidad. CajaSur ha sido la segunda entidad que cae. La Conferencia Episcopal debe sacar enseñanzas del desastre y no volver a meterse en aventuras financieras impropias de su papel en la sociedad española.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios