www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL FMI ACOSA A ZAPATERO

martes 25 de mayo de 2010, 13:20h
A José Luis Rodríguez Zapatero le han perdido el respeto las instancias internacionales. Los principales líderes europeos se cachondean cuando hablan de él. Sus ocurrencias son motivo de chanza, de befa, de escarnio. La España prestigiosa que dejó Aznar se ha convertido en ludibrio internacional. Hay excepciones como las de Chávez, Evo Morales, Correa y Ortega. Esos hablan bien de Zapatero, pero en líneas generales, la imagen de la España zapateresca en el mundo es de vergüenza ajena.



     Y, claro, el Fondo Monetario Internacional se ha ensañado. Exige a Zapatero que haga todo lo que no quería hacer y que, desde un año atrás le venimos planteando muchos, entre ellos el gobernador del Banco de España. Quiere el FMI que se privaticen las Cajas de Ahorro, claramente manipuladas hoy por los políticos. Exige una inmediata reforma laboral con abaratamiento del despido y del empleo y el retraso en la edad de jubilación. Y se apunta a la reducción drástica del desmesurado gasto público que le permite a Zapatero engrosar su cesta de votos con la crecida del PER, el cheque bebé, el cheque vivienda, los regalos a los parados a los que se les terminó el subsidio y las subvenciones a las más pintorescas asociaciones.



     Zapatero está ya acorralado. Había impuesto sus trapisonderías en España, pero ahora le acosan desde el extranjero, mientras una parte creciente de los dirigentes socialistas quiere que se retire y dé paso a un líder capaz de enfrentarse con la catastrófica situación en gran parte por él creada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.