www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

entrevista

Iñaki Arteta: "Han pasado muchos muertos para que la sociedad responda"

martes 11 de marzo de 2008, 22:21h
El pasado 7 de marzo Eta asesinaba al ex concejal socialista Isaías Carrasco; perfectamente podría ser otra de las “trece historias entre mil”… ¿cuándo cree que acabará esto?

Yo creo que como tanta otra gente en nuestro país, desearía que hubiera acabado hace mucho tiempo, o que no hubiera empezado nunca. Pero las cosas están como están. En los últimos años ha habido un retroceso en la lucha antiterrorista y un fortalecimiento del mundo radical. Se ha intentado remediar en los últimos meses de la legislatura, cuando la presión policial ha sido mayor, pero el daño ya estaba hecho. Nos queda un camino largo, no sólo por la capacidad de asesinar que tienen los terroristas, sino por la capacidad que tienen de influir en la sociedad.

En recientes declaraciones afirmaba que sería deseable que los artistas que apoyan a Zapatero hubieran demostrado un apoyo más expreso a los que luchan por la libertad en el País Vasco ¿Por qué cree que muchos artistas no se implican?

Habrá muchas razones. Yo creo que se confunde progresismo con equidistancia, progresismo con ambigüedad y con una tendencia, creo que ya superada, que es pensar que el nacionalismo es una reivindicación de minorías que tiene sentido hoy en España. No sé por qué hay gente que tiene tantos problemas para situarse junto a las víctimas cuando no tienen problema ninguno en solidarizarse con problemas que les tocan más de lejos. También puede influir el factor miedo, porque el ser crítico con el nacionalismo no suele traer muchas ventajas.

¿Qué cara se le queda a Iñaki Arteta cuando estos artistas se niegan a colaborar en "El Infierno Vasco" su última película, esgrimiendo que carecen de tiempo o que tienen otros compromisos?

Me da cierta pena. Yo, cuando he solicitado colaboraciones de gente conocida, siempre he tenido la ilusión de que participaran. Pero al comprobar que muchos de esos intentos han sido infructuosos, me ha dado pena. No he recibido respuestas calurosas de ánimo, de gente que me dijera "mira, no puedo hacerlo porque estoy con otra cosa pero te animo con este proyecto"… lo que he recibido es absoluta frialdad, que es lo que me ha dejado perplejo. He echado en falta algo de sensibilidad entre los artistas, algo que les llevara a posicionarse contra el terrorismo. Pero muchos artistas se han quedado hablando de sus cositas durante todo este tiempo, y supongo que el paso de los años les pondrá en su sitio.



Nunca creyó en el anterior proceso de paz ¿Después de las elecciones del pasado 9 de marzo, hay algo que le haga pensar que las cosas irán mejor en el País Vasco? ¿Cree que se avanzará?

No me atrevo a hacer pronósticos. Hombre, para mí fue fácil no creer en el anterior proceso de paz desde el primer día. Yo sólo entenderé que Eta y el mundo radical están dispuestos a cambiar de rumbo si ellos hicieran una declaración pública, clara y sincera, expresando ese deseo; a mí no me valen cartas que no se conocen o declaraciones privadas: quiero verles la cara en la rueda de prensa diciendo que lo dejan y que se arrepienten de lo que han hecho. Mientras eso no ocurra, no me creo nada. Después de estas elecciones pueden pasar cosas porque el nacionalismo ha perdido fuerza y puede que Ibarretxe reconsidere su línea radical. Pero si Eta ve un gobierno débil intentará tentarle. Yo creo que este país no es independentista, pero de eso se tienen que dar cuenta Eta y los nacionalistas.

Recientemente se proyectó en Barcelona su corto "La patada", que recoge la agresión nacionalista contra Antonio Aguirre delante del Palacio de Justicia de Bilbao. Antonio Aguirre al igual que usted pertenecen al Foro de Ermua, ¿Qué queda hoy de ese "espíritu"?

Queda cierta vanguardia, que al final serán cien o ciento cincuenta personas, que se mantienen expresando su creencia de que esto no puede seguir así, dando avisos a la sociedad y a los políticos de los peligros que acarrea acercarse a los nacionalismos y a los radicales y poniendo un poco de luz en este debate sobre el tema vasco. El problema vasco ha sido un laboratorio político en el que se ha visto que hay partidos de derechas con posiciones a favor de la libertad y gente de izquierdas con una ambigüedad increíble, y esto ha puesto en cuestión el debate sobre las izquierdas y las derechas. Al final, todo lo que nos está pasando aquí ha servido, por buscarle un lado positivo, para que aflore un sentimiento de libertad que no tiene nada que ver ni con la derecha ni con la izquierda. Lo que queda, volviendo a la pregunta, es gente con ganas de pelear de una manera intelectual.

Asegura que "el compromiso le hace a uno estar sanamente alegre" ¿esa alegría es comedida en el País Vasco?

Cuando digo eso me refiero a que estar comprometido le hace a uno estar contento consigo mismo. La simpatía y el buen humor suelen ser una constante en la gente que tiene la conciencia tranquila.

Según Federico García Lorca "El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida" ¿Ha perdido Iñaki Arteta la esperanza alguna vez; ha estado a punto de tirar la toalla?

No, qué va. Hay cosas que pasan, como lo del viernes pasado, que te entristecen mucho y que te hacen pensar en clave pesimista. Eso te da la medida del lugar en el que vives. Pero hay que ser optimista mirando hacia el futuro y saber que cosas más difíciles se han conseguido; los derechos humanos, la abolición de la esclavitud… además algunos de estos avances son irreversibles. Hay que saber también que yo por ejemplo no tengo la misma libertad aquí que tú en Madrid o que alguien que vive en Murcia, y eso es lo que hay que corregir. La esperanza que tengo es que las cosas que hacemos, en mi caso las películas de forma modesta, contribuyan a denunciar cosas para que la situación mejore.

La esperanza no la pierde, lo que si pierde son varios "kilos" al año ya que según afirma "la factura que le ha pasado el nacionalismo consiste en desterrarle profesionalmente". ¿Hace muchos años que existe el "mobbing" en Euskadi?

Sí. Creo que era Iñaki Ezquerra el que decía que, en Euskadi, no ser nacionalista cuesta dinero. Te cuesta el trabajo, te cuesta no tener clientes y tener que buscar trabajo en otros sitios. Hay además otra cosa, que no sé si algún día se valorará, que es el coste económico que ha dejado el terrorismo; por supuesto no se puede comparar con el coste humano, pero aún así es inconmensurable. Pero en definitiva, ir a contracorriente en lugares con gobiernos autoritarios te sale muy caro, cuando no te cuesta el pellejo.

Su documental "Trece entre mil" se centra en víctimas del terrorismo de los años ochenta, porque según usted, "éstas fueron aisladas y olvidadas por una parte de la sociedad civil que, aunque no comulgaba con el terrorismo, las apartó" ¿Ha cambiado mucho este concepto?



Ha cambiado lentamente... demasiado lentamente. Han tenido que pasar muchos muertos para que la sociedad responda, que a día de hoy a veces decepciona. Lo cierto es que, aunque los mejor pensados veamos que todos los muertos son iguales, la sociedad en general ha reaccionado de forma muy distinta dependiendo del muerto... parece que no es lo mismo que asesinen a un policía, que a una niña... todos son hombres con su dimensión humana, que es lo que yo intento mostrar en mis películas, pero en la sociedad no tiene la misma respuesta. Y en los años ochenta hubo tantos muertos que casi formaban parte del paisaje habitual de cada día. Queda mucho porque existe en parte de la sociedad española la idea de que todavía se les debe algo a los nacionalistas, de que algo se ha hecho mal desde España para que los nacionalistas sigan pensando así. Y eso es un error histórico.

En el cine español tenemos sólo dos películas que han tenido a las víctimas como protagonistas, frente a unas 28 aproximadamente, que se centraban en los terroristas ¿Por qué nadie se atreve como usted lo hace?... ¿Por qué no agrada este posicionamiento claro a favor de las víctimas?

Realmente no lo sé. Por poco que uno se adentre en las vidas de las víctimas encuentra, por lo menos, un filón dramático y narrativo del estilo de las historias que conocemos del holocausto. Debería ser un atractivo para quien quiera contar cosas en compromiso con la realidad, pero no lo es... Algún día lo será, porque también pasó mucho tiempo desde que terminó el holocausto hasta que los artistas empezaron a hablar del tema. Algún día estarán las aguas más tranquilas y habrá muchas películas sobre las víctimas, sobre las personas que sufrieron de verdad y no sobre los que mataron, que es lo que pasa ahora...

¿Qué le han enseñado las historias que cuentan las víctimas en sus documentales?

De las víctimas he aprendido lo que es la bondad con mayúsculas. Yo creo que en las situaciones difíciles, cuando uno puede elegir entre hacer el bien y hacer el mal, es cuando uno se pone a prueba de verdad. Y las víctimas que yo he conocido ha decidido, en el peor momento de sus vidas y ante golpes durísimos, hacer el bien. Y el bien es algo que no se les agradecerá nunca lo suficiente, renunciar a la venganza, renunciar a generar odio a su alrededor y optar por educar bien a sus hijos y tener una vida tranquila y resignada. Eso de que el odio genera odio no es verdad siempre.

La película en la que ahora está trabajando "El infierno Vasco" no recibirá dinero del Ministerio de Cultura, ya que dicho ministerio ha preferido darle subvenciones a otros proyectos como "Ernesto Guevara" o "Friki, la historia de una Falla". ¿Cómo financia sus proyectos?

Uf... dando muchas vueltas. Uno se da cuenta de que hay gente a la que no le interesan nada mis proyectos, a pesar de que mi anterior película estuvo a punto de ganar un Goya y obtuvo varios premios, pero también se da cuenta de que otras personas sí se interesan. Hemos encontrado varias televisiones autonómicas que nos han comprado los derechos, y también algunas donaciones voluntarias que nos han ayudado. Nos hemos aprovechado de un acuerdo que tiene ETB con los productores vascos para que nos compraran los derechos de la película, que eso va a ser lo más sorprendente: digamos que los productores vascos tienen un acuerdo blindado por el que la ETB compra los derechos de todo lo que hacen los productores vascos, y nosotros nos hemos agarrado a eso. Por supuesto que eso no cambia ni un ápice de lo que yo cuento en la película... luego allá ellos si la emiten o no.

"El infierno vasco", su último proyecto, incluirá el testimonio de vascos amenazados por la banda etarra y cómo debieron abandonar su tierra de origen ¿Cuándo podremos verlo?

Este mes vamos a terminar un tráiler que pondremos en internet para que se vaya viendo el contenido de la película. Y también este mes la presentaremos al festival de Cannes para probar suerte y ver si entra en concurso. Mientras tanto estaremos buscando distribuidor, que es una tarea muy complicada para las pequeñas películas. Si la cosa va bien se podría estrenar antes de que acabe el año.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.