www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Suiza y Costa de Marfil quedaron fuera

España pasó de ronda y jugará contra Portugal, mientras que Brasil se enfrentará a Chile

viernes 25 de junio de 2010, 22:50h
La jornada de este viernes del Mundial deja como títular la clasificación a octavos de la seleccion española. Venció a Chile con un fútbol más práctico que bello y jugará contra Portugal en octavos de final. Los luso ofrecieron un pobre encuentro junto a Brasil. Los cariocas, que terminaron como primeros de grupo, jugarán los octavos ante Chile. Villa e Iniesta fueron los líderes de la recuperación española y Drogba se quedó sin marcar en este Mundial.
España remontó el tropezón inicial contra Suiza y acabó primera del grupo H del Mundial de Sudáfrica gracias a las dos victorias conseguidas ante Honduras y Chile, equipo que también alcanzó los octavos, a los que no acudirán los helvéticos ni Honduras.

El combinado de Vicente del Bosque, uno de los grandes favoritos para el título final gracias a su buena racha de victorias que le situaron en el primer puesto del ránking de la FIFA, se complicó en exceso la vida al caer en la primera jornada ante Suiza.

El "catenaccio" que montó Ottmar Hitfield fue una barrera demasiado alta para una España que se dejó sorprender por un tanto de Fernandes que supuso un jarro de agua fría a las ilusiones que había levantado la Roja.

España estaba obligada a lograr dos victorias y las consiguió aunque sin el brillo de los partidos anteriores, una característica que tendrá que recuperar para alcanzar, frente a Portugal, los cuartos de final.

Venció a Honduras por 2-0 y remató la tarea frente a Chile en la última jornada con un 2-1. Villa, autor de los dos tantos frente a Honduras, consiguió uno más contra Chile, por lo que se situó con tres goles al frente de la clasificación de anotadores junto con el argentino Gonzalo Higuaín.

Chile arrancó el segundo puesto del grupo tras conceder una derrota contra España y después de que Suiza no fuera capaz de lograr pasar del empate contra Honduras.

Los de Marcelo Bielsa han dejado ver uno de los juegos más vistosos del torneo, con el que se impusieron con claridad a Honduras en la primera jornada y de forma más trabajosa a Suiza en la segunda.

En el último encuentro no mereció la derrota contra España, pero tuvo la suerte esquiva y se dejó llevar los tres puntos que le relegaron del primer escalón del grupo.

Ahora tendrá que medirse contra la potente Brasil para seguir avanzando en el torneo.

Suiza se quedó fuera de la competición por su racanería, que le dio buenos resultados contra España pero no fue más allá. Su falta de ambición provocó una derrota contra Chile y le obligó a vencer a Honduras para seguir adelante.

Pero el equipo helvético está poco armado en ataque y mostró sus carencias en el último partido frente a Honduras.

Apremiados por la victoria, obligados a ganar, mostraron las lagunas en su juego y acabaron estrellados contra la defensa centroamericana.

Las lágrimas de sus jugadores en el césped reflejaban la decepción, pero sobre todo la impotencia de un sistema pensado sólo para contener.

Honduras se va con la cabeza alta pero con un único punto. Los centroamericanos dirigidos por el colombiano Reinaldo Rueda plantaron cara a Chile y a España en las dos primeras jornadas, pero acabaron sucumbiendo al fútbol ofensivo de esas dos naciones.

En el tercero mostraron todo su valor frente a una Suiza mucho menos armada para el ataque.

Brasil lideró de principio a fin, sin angustias y con siete de nueve puntos posibles el Grupo G del Mundial, que cerró hoy con un empate sin goles con Portugal, el otro clasificado de la llave a los octavos de final, y un triunfo vano de Costa de Marfil sobre Corea del Norte, que no sumó y mucho encajó.

El G, o 'grupo de la muerte', como fue bautizado con morbo desde el conocimiento del sorteo del Mundial, no arrojó sorpresas en sus pronósticos pero aportó un importante número de goles que debe ayudar a elevar la anémica media general.

Diecisiete goles se anotaron en los seis encuentros para un promedio de 2,8. Portugal, que no encajó, hizo todos los siete en un solo compromiso, a Corea del Norte, que vio caer su portería en once ocasiones y apenas marcó uno, al líder del grupo en el debut.

Brasil, el equipo al que tanto ponderan la defensa, incluso más que su línea ofensiva, encajó dos tantos al jugar con los adversarios que en teoría tienen menos poder futbolístico, y marcó cinco gracias a un defensor (Maicon), dos de un centrocampista de ida y vuelta (Elano) y el doblete de un delantero (Luis Fabiano).

Tras firmar en el debut tablas con Portugal (0-0), Costa de Marfil se estrelló con Brasil al caer por 3-1 en un ríspido encuentro, pero en el presupuesto del entrenador Sven-Göran Eriksson no estaba que la selección de Cristiano Ronaldo aplicaría a Corea del Norte una paliza por 7-0. Con esos dos resultados en la segunda jornada, el camino para el goleador Didier Drogba y los 'elefantes' se puso cuesta arriba y por eso el 3-0 de hoy en Nelspruit resultó insuficiente para seguir en carrera.

Los brasileños terminaron hoy su campaña en la fase de grupos con ciertas dudas por el flojo desempeño de algunos de sus jugadores y sin encadenar un nuevo partido convincente, como fue el del triunfo por 3-1 sobre Costa de Marfil, que les dio la clasificación anticipada el domingo pasado.

Portugal, pese a que tenía casi en el bolsillo el pase a la serie de los dieciséis mejores, hoy introdujo cambios, arriesgó propuestas ofensivas, logró por momentos confundir a su rival, se libró del fantasma de la goleada por 6-2 sufrida el 19 de noviembre de 2008 y además impuso la figura del encuentro en Durban: Cristiano Ronaldo.

Para aliviar el balance crítico, debe tenerse en cuenta que los de Carlos Caetano Bledorn Verri 'Dunga' debieron buscarse la vida por la baja de Kaká por suspensión, de Elano por lesión y de Robinho, para sumar descanso.

Pero queda claro que en la plantilla brasileña no cabe la afirmación optimista de que ahí no hay titulares ni suplentes. Muchos de los once que comienzan jugando sacan una diferencia importante a casi todos los que quedan en el banco.

Julio Baptista pasó inadvertido en el rol que le corresponde a Kaká, Daniel Alves resultó intermitente y muy liviano para guiar la salida del equipo por el carril derecho y Nilmar, tras un explosivo comienzo, terminó diluyéndose como casi todos sus compañeros.

Sin ningún tipo de apremio por alcanzar la victoria, Dunga y Carlos Queiroz abrieron en el segundo tiempo su banco de pruebas: Ramires demostró a Dunga que se sabe adaptar rápido a la función de equilibrio cuando entra en la cancha y Grafite tuvo con dos carreras sus once minutos de fama.

Queiroz dio pista desde el pitido inicial al defensor central del Real Madrid Pepe. El brasileño nacionalizado portugués volvió a un campo de fútbol seis meses y trece días después de que se lesionara en el estadio de Mestalla con una rotura de ligamento cruzado en la rodilla derecha.

Ahora, Brasil y Portugal esperan el desenlace del grupo H en el que Chile, España, Suiza y Honduras se juegan hoy su suerte con diferente grado de posibilidades.

El primero de esa llave será el próximo escollo de Portugal y el segundo se las verá con Brasil.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.