www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

alemania 4 inglaterra 1 / argentina 3 méxico 1

Los árbitros protagonizan el pase de Alemania y Argentina a cuartos de final

domingo 27 de junio de 2010, 15:37h
Alemania y Argentina protagonizarán todo unduelo de campeones del mundo el próximo sábado tras dejar en el camino a Inglaterra y México. Lamentablemente, los protagonistas del partido fueron los árbitros, que no concedieron un gol a Inglaterra que había entrado medio metro en la portería. En el siguiente partido, Argentina se adelantó gracias a un gol concedido a Tévez en claro fuera de juego.
Alemania expulsó a Inglaterra del Mundial con una goleada que pudo alcanzar ribetes de escándalo en un partido de locos que entrará en la historia de la Copa del Mundo no sólo por su resultado (4-1) sino por el gol clamoroso que el árbitro le negó a Frank Lampard. Ofensiva a ultranza, derroche físico sin brusquedades (sólo una tarjeta por bando), goles abundantes, alternativas en los dos frentes, cantadas de los porteros, disparos a la madera y, por si fuera poco, un gol de los llamados "fantasmas" salpimentaron un espectáculo apasionante, digno de una final, en Bloemfontain.

El partido, de octavos de final, había levantado una gran expectación entre los aficionados de todo el mundo y una cierta inquietud en la Policía, pero no hubo más guerra que la deportiva sobre el terreno de juego.

Pese a que había anunciado un cambio, Fabio Capello mantuvo el mismo once que el 23 de junio se ganó la clasificación con una victoria sobre Eslovenia, mientras que Joachim Löw recuperó a los lesionados Bastian Schweinsteiger y Jerome Boateng, así como al suspendido Miroslav Klose en la punta.

Alemania arrancó con un aplomo impropio de su juventud, frente a una Inglaterra que se movía a más revoluciones, y tuvo una primera ocasión temprana. Ozil (m.5) recibió un pase perpendicular, ganó la posición a su marcador pero no controló del todo. Su disparo de refilón fue despejado por James.

El susto serenó los ánimos ingleses. Los hombres de Fabio Capello decidieron tomárselo con más calma, moviendo el balón sin recurrir a los pelotazos frontales en busca de Rooney, mientras los alemanes cargaban el juego por la banda derecha con centros de Lahm y Müller en dirección a Klose y Podolski.

Frente a las tres aproximaciones alemanas, Inglaterra tardó 18 minutos en disparar por primera vez a puerta, en un libre directo desde 28 metros que Lampard estrelló en la barrera.

En el 23, Alemania marcó el gol más simple del fútbol. El meta Neuer lanzó la bola a tres cuartos del campo, Klose ganó el forcejeo a Upson y, a media caída dentro del área, alargó la pierna derecha para batir a James en su salida. Su duodécimo tanto en un Mundial le iguala con el mítico Pelé.

El partido se volvió loco. Los dos equipos abandonaron sus precauciones defensivas y entraron en un cuerpo a cuerpo en el que los ingleses llevaron la peor parte. En el m.30 Klose falló solo ante el portero, a continuación Defoe cabeceó al larguero -en fuera de juego- y en el 32 Podolski, entrando sin marcaje desde la izquierda, recogió un balón de Müller y batió por bajo a James.

Parecía sentenciado, pero el encuentro enloqueció todavía más. En el m.37. Gerrard centró al punto de penalti y Upson ganó a los centrales alemanes para batir a Neuer, que salió a destiempo. Un minuto después el equipo arbitral le negó el empate a Inglaterra. El balón, lanzado por Lampard contra el larguero, botó medio metro dentro de la puerta alemana, volvió al travesaño y ya en el segundo bote no rebasó la raya.

Alemania recibía una lejana compensación por el gol fantasma que, 44 años antes, el inglés Geoff Hurst le marcó en la prórroga de la final de 1966, cuando Inglaterra ganó en Wembley su único título.

La primera parte, al cabo de una lucha sin tregua, pudo acabar con un marcador de escándalo, pero los equipos se fueron al descanso con el 2-1 para Alemania.

El larguero volvió a cruzarse en la trayectoria de un balón botado en libre directo por Lampard en el m.52. Milner disparó al cuerpo de Neuer en el 61. Inglaterra se embarcó en una audaz ofensiva. Arriesgó y perdió. Schweinsteiger condujo un contragolpe sirvió a Müller, desmarcado, que fusiló a James en el 70.

La retaguardia inglesa de desmoronó y los ataques germanos llegaban en oleadas ante James. Müller hizo su segundo gol en tres minutos y, ahora sí, con 4-1, el partido quedó visto para sentencia, pese a que Gerrard y Lampard aún pujaron por recortar la diferencia.

Ya lo dijo Gary Lineker: el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre ganan los alemanes.

México cae eliminada ante Argentina por un error del árbitro y un gran Tévez
La selección argentina confirmó su presencia en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica tras derrotar (3-1) a México gracias a dos tantos de Carlos Tévez, el primero en claro fuera de juego y a uno de Higuaín, que ya suma cuatro durante el campeonato y sigue al frente de la tabla de máximos goleadores.

Sin la brillantez ni la contundencia con la que saldó sus envites en la fase de grupos, la Argentina de Maradona se valió de un fuera de juego no señalado para adelantarse en el marcador. Un disparo de Messi fue aprovechado por Tévez, que puso el gol inicial de cabeza. Entre los dos tantos del 'apache', apareció Higuaín para hacer inútil el postrero gol de 'Chicharito' Hernández, que maquilló el marcador a veinte del final.

El 'Pipita' ha aguantado durante todo el curso críticas tan absurdas como vacías de contenido. El '9' argentino nunca ha alzado la voz. Se ha ceñido a su papel, el de goleador. Si a un equipo que cuenta con la batuta de Messi --menos brillante ante los de Aguirre-, le juntas jugadores del nivel de Tévez o Higuaín, te sale una mezcla explosiva y eso es lo que es esta selección.

Y es que de centro del campo hacia adelante es complicado encontrar un potencial semejante al de Argentina en el panorama futbolístico. A pesar de esto, el primer tanto llegó en posición ilegal. En el minuto 26, Tévez, que no sólo presiona, corre y lucha, sino que también marca, aprovechó un rechace para anotar el primero con un suave cabezazo cerca de la línea de meta.

Casi sin quererlo, como vienen las cosas cuando se está de dulce, los sudamericanos se encontraron el segundo. Un error infantil de Osorio en la salida de pelota fue aprovechado por Higuaín. El delantero del Real Madrid hizo gala de su mejoría en el 'mano a mano' y desbordó a Pérez casi sin quererlo, como un gran goleador.

Con el partido roto y el ánimo de su rival mermado, se preveía que Argentina enseñara todo lo que tiene. Pero lo poco que le exigió México fue suficiente para conformarse con el resultado, con el fondo más que con la forma. Con un Messi menos protagonista que en los partidos ante Nigeria, Corea del Sur y Grecia, fue Tévez el que puso algo diferente entre la monotonía reinante.

Al poco de comenzar la segunda parte, cuando se esperaba la reacción de los de Aguirre --entró Barrera por Bautista--, llegó el mazazo definitivo, la puntilla que alzó a Argentina y mandó a casa a México. Si Tévez sintió algo de remordimientos por anotar el primer gol en fuera de juego, se desquitó a gusto.

Un tremendo zapatazo desde fuera del área se coló por la escuadra mexicana. No por cómo fue, pero sí por el enfrentamiento y por el escenario, recordó al maravilloso tanto de Maxi Rodríguez, también ante México, en el Mundial de Alemania de 2006, donde la 'tri' tuvo al mismo verdugo.

Una Argentina que sólo vio un mínimo de peligro cuando 'Chicharito Hernández' dejó su firma en el partido con un buen gol a veinte del final. La albiceleste se ha encontrado un camino de rosas en estas dos primeras semanas de competición, pero tendrá una hueso duro de roer en la siguiente ronda. Para estar entre las cuatro mejores del mundo, debe superar a una Alemania que destruyó a Inglaterra en el otro partido de la jornada dominical.

El esperado choque entre dos campeonas del mundo será el sábado. Para entonces, se espera al mejor Messi, que a pesar de no ver puerta está cuajando un campeonato notable. Junto a él, Tevez, Higuaín y compañía retan a la Alemania de Müller y Özil. Argentina no está fuera de juego.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.