www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El viaje del PSOE hacia el nacionalismo

domingo 18 de julio de 2010, 11:04h
La sentencia del Estatut no ha gustado prácticamente a nadie. En el caso interno del PSOE, se da la circunstancia de que este desagrado va en una doble dirección: la que sigue un gran sector de la militancia “anónima” – que, cuando se aplica al silencio de la dirigencia, es un eufemismo de “cobarde”-, en total desacuerdo con la deriva hacia el nacionalismo secesionista que están teniendo los socialistas en Cataluña, y la de la gente de Zapatero, deseosa de restituir como sea lo que el Constitucional ha podado. Dicha poda tiene sus motivos, y por eso se ha llevado a cabo. El razonamiento anterior, aún siendo de Perogrullo, no parece ser entendido por todo el mundo. No, al menos, por José Montilla, que aúna en su persona los cargos de presidente de la Generalidad y miembro destacado del PSOE, y que el viernes presidía en el Parlament de Cataluña una suerte de insumisión judicial orquestada, aunque algo desafinada.

Y es que, mientras que Esquerra puede permitirse el lujo de enarbolar la bandera del soberanismo sin rubor alguno y a CIU le interesa que sea el tripartito quien se desgaste, el papel del PSC es mucho más complejo. Por un lado, debe seguir siendo fiel a su “neonacionalismo”, ese que abrazó con la aquiescencia de Ferraz y al que ahora no quiere renunciar. Pero por otro, no puede seguir la senda del secesionismo, de facto propuesto por los nacionalistas, ya que con ello ahuyentaría a ese sector, puede que mayoritario, de su militancia que aún conserva un sentido de Estado como es debido. También a la gran mayoría de socialistas del resto de España, que no ven con buenos ojos este extraño viaje hacia el secesionismo por la vía de la insumisión jurídica. En este asunto, tan culpable es el PSC por acción como el PSOE por omisión. Y puede que en un futuro no muy lejano la ralidad se vuelva contra ellos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios