www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Hace 16 años…

Ricardo Ruiz de la Serna
x
ricardo_ruiz_delasernayahooes /22/22/28
lunes 19 de julio de 2010, 21:09h
Hace 16 años exactamente, a las 9:53 de la mañana, un atentado terrorista conmocionó a la Argentina y al mundo entero. La sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) quedó reducida a escombros y varios edificios más resultaron dañados. Un coche bomba o un volquete cargado de explosivos provocaron el estallido que dejó 86 muertos y 300 heridos. Más de 1000 viviendas y comercios cercanos sufrieron daños materiales y los cristales estallaron en seis manzanas a la redonda del lugar. Todos recordaron el atentado contra la Embajada de Israel de 1992, que causó 29 muertos y 242 heridos.

Las investigaciones más recientes apuntan a la autoría del grupo terrorista Hizbolá con el apoyo de la República Islámica de Irán y algunos elementos locales. Una plaza en el sur de El Líbano conmemora a Ibrahim Hussein Berro, el supuesto terrorista suicida autor del atentado. Hizbolá niega su vinculación con el crimen. Hay ocho ex altos cargos iraníes en busca y captura por orden de INTERPOL. La propia República Argentina ha denunciado la falta de cooperación de Irán en el esclarecimiento de estos hechos. El 25 de septiembre de 2007, El Presidente Nestor Kirchner declaraba ante la 62ª Asamblea General de Naciones Unidas: Esperamos que la República Islámica de Irán acepte y respete la decisión de la Justicia y colabore eficazmente... Estamos pidiendo que Irán cumpla. Nada más, pero tampoco nada menos... Hasta hoy lamentablemente La República Islámica de Irán no ha brindado una total colaboración pedida por la Justicia argentina para el esclarecimiento del hecho.

Uno entiende la posición del Presidente, pero es un poco iluso creer que el régimen de los ayatollahs vaya a colaborar en el esclarecimiento de algo así, especialmente si los funcionarios iraníes son sospechosos. En lugar de colaborar para su detención, Teherán debía de estar pensando en condecorar a los criminales. Por lo pronto, Irán denunció a los investigadores argentinos que habían pedido a INTERPOL la detención de los iraníes. Ver para creer, ¿eh?

Pues no se asombre porque 16 años después de este atentado, el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez –que tampoco siente la menor simpatía por los judíos, la libertad ni los Tribunales de Justicia- celebra feliz la amistad entre Venezuela e Irán mientras la influencia chií crece en toda Hispanoamérica. El vuelo Caracas-Damasco-Teherán debe de transportar personas y cosas bien interesantes porque sus billetes son francamente difíciles de comprar y hay sospechas de que –en algún tramo de su recorrido- puede transportar material radiactivo.

A los iraníes tampoco les va mal por Europa. A Motaki –el Ministro de Asuntos Exteriores- lo recibió Moratinos la semana pasada, anduvo por España justificando la lapidación de las adúlteras, y se fue tan tranquilo sin explicar a nadie por qué su régimen sigue sin cooperar para la detención de los asesinos de la AMIA (bueno, y de paso explicar en serio qué se traen entre manos con ese programa nuclear tan sospechoso).

Mientras tanto, las familias de esos argentinos asesinados y heridos siguen pidiendo justicia. Las familias destrozadas desde hace más de una década; los pares, los hermanos y los amigos –esos que lo ayudan a uno cuando el Estado falla como tantas veces ha ocurrido en la Argentina- siguen preguntando por los culpables y nos siguen mirando tristes cuando se les habla de Justicia en esta tierra. No, no puede haber olvido mientras los responsables de este crimen –los materiales y los políticos- se pasean por el mundo dando lecciones de paz y estrechando manos como si fuesen demócratas. No, aún hay, 16 años después, muchos argentinos –judíos, cristianos, agnósticos, de River y de Boca- y muchos otros ciudadanos del mundo nos seguimos preguntando dónde están los autores; dónde están los instigadores y los responsables y en qué cárcel los van a meter a todos. Son miles los que recuerdan y piden justicia.

Hoy esta columna pide justicia con ellos.

Ricardo Ruiz de la Serna

Analista político

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios