www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Austeridad, realismo y ...

viernes 13 de agosto de 2010, 21:35h
Le pide el Banco Central Europeo al Gobierno español: austeridad presupuestaria y realismo en las previsiones económicas, se entiende. Características todas ausentes de la política económica del Gobierno desde que el señor Solbes hizo mutis por el foro; y aún antes: por eso dimitió y salió del Gobierno. Hace años, que no ha habido, desde luego, austeridad ni previsiones fiables. Ni siquiera los presupuestos han reflejado la realidad por venir. De hecho, la desviación presupuestaria ha sido de tal envergadura como para ilustrar lo irreales de las previsiones.

Pero en fin, esa no es la cuestión: desde que hace un par de años la realidad ha pasado su vengativa tarjeta de visita, casi todos sabemos que el señor Zapatero nunca ha hecho política económica, sino economía de la política; a traducir por política de galería e imagen, gestos y visajes. El ruego del Profesor González-Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, venía a cuento de la tormenta ocasionada por las irresponsables declaraciones del Presidente del Gobierno, sugiriendo –como de costumbre- que donde dijo digo dice Diego, y que el recorte en el presupuesto de Obras Públicas no iba a ser tan fiero como el comprometido en las estimaciones del propio Gobierno. Como siempre, claro, con el ojo puesto en los sondeos en aquellas autonomías donde los recortes quitaban o retrasaban un AVE aquí, una autopista allá. El resultado en el mundo de la realidad económica: que el riego país ha subido un 20% y que el diferencial entre la deuda pública española y la alemana repuntó hasta los 175 puntos (la media en 2009 era de 62 puntos).

El estropicio está intentando enmendarse con el señor Campa, Secretario de Estado de Economía, entrando al trapo y asegurando que el objetivo de ajuste fiscal es irrenunciable. Hasta la pobre Ministra de Economía, Elena Salgado, ha tenido que echar su cuarto a espadas para suavizar el paso en falso de su Presidente. Pero el desaguisado está cocinado. Lo cierto es que el BCE ha sido extremadamente discreto: ha pedido sólo austeridad y realismo. En esta circunstancia, a un personaje como el señor Zapatero no se le puede ya pedir responsabilidad, sobre todo porque es inútil. Pero se le debe exigir… SILENCIO: es el mejor servicio que puede prestar a la economía española.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.