www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETA, EL PNV, ZAPATERO, URKULLU

jueves 02 de septiembre de 2010, 14:05h
La madeja se va desenredando. Para conseguir los votos catalanes en el Congreso, José Luis Rodríguez Zapatero vendió impasible, sólo sobre el papel y en contra del Tribunal Constitucional, la unidad de España. Para sumar los escaños vascos a los Presupuestos Generales del Estado, el presidente de las dádivas no sólo va a otorgar este año dinero, además autogobierno, además negociación con Eta. El PNV tiene de hinojos y a sus pies al presidente del Gobierno español. Eta necesita imperativamente presentarse a las elecciones municipales para obtener los beneficios económicos de los Ayuntamientos en los que se enseñorea. Son pocos los que creen en su sinceridad. Pero el PNV y Zapatero parecen dispuestos a aceptar la nueva tregua trampa y a que los terroristas permanezcan en las instituciones.

     El presidente negocia a la desesperada. Si se estrella con los Presupuestos le exigirán elecciones anticipadas, incluso los barones de su partido. El lendakari Patxi López asiste atónito y ninguneado a la carrera de las concesiones en la que él mismo puede resultar atropellado. El PNV ha abierto tres frentes: el económico; el del autogobierno, comprometiendo incluso la caja única de la Seguridad Social; y el de Eta atendiendo el propósito de los terroristas de continuar en las instituciones. Los nacionalistas no conseguirán todo lo que quieren pero los observadores más ecuánimes e imparciales temen una bajada de pantalones de Zapatero que puede alterar profundamente el equilibrio de fuerzas en el País Vasco con grave repercusión en toda España.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.