www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

por degradarla profesionalmente

RTVE, condenada a pagar 30.000 euros a una periodista por acoso laboral

miércoles 22 de septiembre de 2010, 14:39h
La Corporación RTVE ha sido condenada a indemnizar con 30.000 euros a una trabajadora por vulnerar su integridad física y moral cuando decidió cambiarla de ubicación, algo que conllevó su degradación profesional en los informativos de la cadena.
El Juzgado de lo Social Número 4 de Madrid ha ordenado al ente público que adopte las medidas necesarias para restituir a una periodista a su antiguo puesto en los informativos de la cadena y a indemnizarla con 30.000 euros por vulnerar su integridad física y moral .

Según informa este miércoles La Gaceta, la trabajadora sufrió “una degradación profesional que vulnera el derecho al respeto a su dignidad personal”. Esto ha provocado que actualmente se encuentre en tratamiento psiquiátrico.

Al parecer, explica el diario de Intereconomía, la demandante comenzó a tener desavenencias con su nueva jefa de la sección de Economía en el año 2007 porque ésta le propuso trabajar un domingo fuera de su horario. Es a partir de este momento cuando comienza lo que en el fallo, que ya ha sido recurrido por RTVE, califica de “menoscabo profesional” y “violación de derechos fundamentales”.

En 2008 le redujeron los trabajos, hecho que puso en conocimiento de Lorenzo Milá, entonces presentador de informativos, tras lo cual, Francisco Llorente, director de Servicios Informativos, propuso su salida del Telediario para ubicarla en un programa de economía del Canal 24 Horas.

La demandante lo rechazó por considerar que la degradaba profesionalmente, ya que este canal tiene mucha menos audiencia que TVE, y pidió amparo al Consejo de Informativos de TVE, que respondió que la decisión de trasladarla de puesto era “arbitraria” y que el cambio de funciones suponía “una ruptura manifiesta de su trayectoria”. No sirvió de nada porque continuó en su nuevo puesto con el agravante de que no elaboraba noticias propias.

Además, tras presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo, el sistema informático le prohibió el acceso a las previsiones informativas y de organización de los Servicios Informativos de TVE. En junio se le comunicó verbalmente que no firmase sus piezas y que retirase la firma de las que ya estaban hechas.

El juez considera que la Corporación ha incumplido gravemente sus deberes con la trabajadora: “No se justifica la actuación de la empresa ni su falta de pasividad”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.