www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Mientras Serra y Silva suman puntos

Dilma Rousseff pierde fuelle a 11 días de las elecciones en Brasil

jueves 23 de septiembre de 2010, 09:27h
La candidata oficialista a la Presidencia de Brasil, Dilma Rousseff, bajó del 50% en una encuesta de intención de voto divulgada hoy, la primera que le resta apoyo en la campaña para los comicios del 3 de octubre.
La abanderada del Partido de los Trabajadores (PT) obtuvo el 49% de las intenciones de voto en una encuesta elaborada por la firma Datafolha para la televisión Globo y el diario O Estado de Sao Paulo y perdió dos puntos con respecto a la última encuesta hecha por la misma empresa la semana pasada.

El principal candidato de la oposición, José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), ganó un punto y subió hasta el 28%. Marina Silva, abanderada del Partido Verde (PV), escaló dos puntos y recibió el 13% de los apoyos, en el que ha sido su mejor resultado hasta la fecha entre todos los sondeos divulgados.

En una hipotética segunda vuelta, que se daría el 31 de octubre si ningún candidato supera el día 3 la mitad de los votos, Rousseff, que tiene el respaldo del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, se impondría con el 55% de los votos y 17 puntos de ventaja sobre Serra, según el mismo sondeo.

A la luz de estos resultados, parece que los recientes escándalos de corrupción que llevaron a la dimisión a la ministra de la Presidencia, Erenice Guerra, han comenzado a hacer mella en el respaldo popular a Rousseff.

En las últimas semanas, la prensa ha ventilado una serie de denuncias de nepotismo y tráfico de influencias en las que supuestamente está implicada Guerra, quien fue una estrecha colaboradora de Rousseff, su antecesora en la cartera de Presidencia.

Los principales adversarios políticos de la favorita en las encuestas han aireado el caso insistentemente en estas últimas fechas y, por primera vez desde que estalló el caso, un sondeo de intención de voto ha reflejado un cambio de tendencia entre los electores.

Desde que comenzó la campaña, la aspirante del PT se fortaleció de forma constante hasta alcanzar su techo en el 51%, mientras que Serra se precipitó desde un 40%, que le favorecía un año antes de los comicios, hasta un mínimo cercano al 25%.

El sondeo de Datafolha, que tiene un margen de error de dos puntos porcentuales, fue elaborado con 12.294 entrevistas, un número seis veces superior a las muestras utilizadas normalmente por otras encuestadoras, y fue realizado entre ayer y hoy en todo el país.