www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPATERO, “PUTA TRISTE DE CASTRO”, VARGAS LLOSA DIXIT

jueves 07 de octubre de 2010, 17:38h
El intento de “apandillar” a algunos países europeos para restablecer el diálogo con Castro fue calificado por uno de los hombres más libres e independientes de la intelectualidad internacional, Mario Vargas Llosa, justamente galardonado hoy con el Premio Nobel de Literatura, como la contribución “a la supervivencia de una dictadura tan ignominiosa e innoble como la de Franco”.

     El escritor peruano, Premio Príncipe de Asturias, Premio Cervantes, acusa al Gobierno Zapatero de convertirse en la “puta triste de Fidel Castro” y pide al pueblo español y a las fuerzas democráticas de Iberoamérica que lo impidan. Vargas Llosa no se para en exquisiteces diplomáticas. Califica a Zapatero de “social pendejo” y habla de su “angelismo pueril”.

     Piedra de toque es el título del artículo que Vargas Llosa publicó hace unos años en el prestigioso diario “Reforma”, de México. El novelista acusa al socialismo español de estar muy rezagado con respecto a países como Inglaterra, Francia y Alemania, “donde los socialistas no tienen ningún complejo de inferioridad frente al Gulag tropical cubano”. El ministro Moratinos nombró embajador en La Habana a un adorador de Castro, dispuesto a lesionar los intereses y la dignidad nacional a favor del tirano. Desde que llegó a La Habana, el embajador español permanece genuflexo ante el rebenque castrista, mientras quema sin cesar olorosos inciensos.

     Vargas Llosa, naturalmente, se pone al lado de los disidentes cubanos, a los que el Gobierno español ha preterido y a los que humilla todos los días proporcionando “una bocanada de oxígeno” al tirano, en una actitud demagógica e irresponsable que hará más longeva la dictadura cubana y prorrogará la atrocidad a la que se ha llegado en la isla con la supresión de la libertad al más implacable estilo estalinista”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.