www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Los afectados aseguran que sus necesidades deben contemplarse como "derechos"

Los padres con hijos enfermos, "tranquilos", tras ver cumplida su histórica reivindicación

sábado 20 de noviembre de 2010, 16:22h
A partir de 2011, los padres con hijos con enfermedades graves podrán disfrutar un subsidio que les retribuya las horas de trabajo a las que no pueden acudir por la enfermedad del niño. La presidenta de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (Fepnc), Pilar Ortega, ha expresado a EL IMPARCIAL la "tranquilidad" que les da esta medida, que es una reivindicación histórica de este colectivo. Además, desde el Gobierno se apunta a que esta regulación no afectará de forma considerable a las arcas públicas.
A partir de 2011 los padre que tengan hijos con enfermedades graves respirarán aliviados. El Congreso de los Diputados ha aprobado esta semana por unanimidad la creación de una partida especial en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año que se destine a pagar un subsidio a los progenitores que tengan que dejar su trabajo para ciudar de sus hijos.

Esta medida sólo se aplicará a los padres que tengan que ausentarse, al menos, el 50 por ciento de la jornada laboral. El subsidio compensará la reducción de las horas de trabajo y se aplicará durante toda la enfermedad del menor. Cuando el enfermo cumpla los 18 años concluirá su aplicación.

La prestación podrá llegar al cien por cien de la base reguladora cuando los progenitores tengan que dejar de trabajar completamente.

La presidenta de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (Fepnc), Pilar Ortega, ha expresado a EL IMPARCIAL la "tranquilidad" en la que quedan estas familias gracias a la regulación del asunto.

Ortega ha comentado que muchas familias tienen siempre que decidir entre mantener el trabajo o estar con su hijo y según de la presidenta de la Fepnc "siempre se elige al hijo".

Por otra parte, Pilar Ortega ha expreado su alegría por la noticia, ya que este asunto es una reivindicación de "hace 20 años".

Los datos de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer apuntan a que el 70 por ciento de las familias con hijos con enfermedades graves tienen problemas de conciliación y entre el 30 y el 40 por ciento de esas familias acaba perdiendo el trabajo.

Ortega ha explicado que en muchos casos se conserva el puesto de trabajo gracias a la buena voluntad del jefes y a la ayuda de los compañeros.

La presidenta de la federación ha aludido a que en muchos casos, sobretodo entre las familias que viven en localidades más pequeñas, los padres tienen que desplazarse con su hijo a otra ciudad para que los menores puedan ser atendidos en hospitales de referencia, con el gasto económico derivado de ello.

Por último, Pilar Ortega ha considerado que las necesidades de este colectivo ellos las entienden como "un derecho". Además, ha explicado a este diario que aún así quedan una serie de reivindicaciones a las que todavía no se ha dado respuesta.

Entre estas peticiones se encuentra la creación de unidades específicas para adolescentes en los centros hospitalarios, ya que estos jóvenes "están en un vacío" y tienen que ser incluidos en unidades de adultos o infantiles. Para la presidenta de la Fepnc está demostrado "que si se tratasen en otro ambiente evolucionarían de forma más favorable".

La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer también ha pedido que se lleve a cabo la creación de un registro de tumores, que ayude en la investigación de futuros tratamientos.

"No son peticiones locas, sino normales", ha afirmado Ortega.

Lo que está claro, como dijo el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, es que la medida tendrá "poco impacto" para las arcas de la Seguridad Social pero "mucho" para las familias que tienen que afrontar esta situación.

"Es un acto de justicia y transparencia", ya que hasta ahora muchos padres, "con la complicidad de los médicos de familia", tenían que recurrir a bajas por enfermedad o depresión para poder dedicar ese tiempo a sus hijos enfermos, dijo Concepció Tarruella en nombre de CiU

El año pasado la Seguridad Social dio 340.512 permisos de maternidad y 273.024 permisos de paternidad, una cira que ha descendido respecto a los últimos años y que en el primer semestre de 2010 se ha visto reducida un 4,19 por ciento en las bajas de maternidad y que ha aumentado un 0,57 por ciento entre las de paternidad.

Así, se gastaron 2.059 millones de euros en todo el 2009 y 993 millones de euros de enero a junio de 2010.

A estos datos habrá que sumarle las nuevas bajas por hijos con enfermedad grave. La Asociación Española Contra el Cáncer habla de que cada año entre 900 y 1.000 niños son diagnosticados con la enfermedad, lo que da una idea de la repercusión que tendrá en las arcas públicas.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.