www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

albacete 1 xerez 1

El Albacete mereció los tres puntos ante el Xerez

sábado 27 de noviembre de 2010, 20:28h
El Albacete y el Xerez empataron 1-1, en un partido en el que el conjunto local mereció llevarse los tres puntos. José Mari adelantó a los andaluces en la segunda mitad y Tato igualó la contienda.
La primera gran oportunidad del encuentro la tuvo el Xerez en un saque de esquina ensayado en el que Bruno Herrero cabeceó al punto de penalti donde Lombán, también con la testa, mandó el balón por encima del larguero (minuto ocho).

No pintaban bien las cosas para el Albacete pues dos minutos más tarde se lesionó Antonio López. Antonio Calderón tuvo que reajustar su equipo y dio entrada al murciano Tato en su lugar.

El primer acercamiento con peligro del Albacete estuvo protagonizado por Sumy, que recogió un rechace en la frontal tras un saque de esquina y lanzó un tiro con fuerza que salió por encima del travesaño (minuto 29).

No ofrecía el encuentro fútbol elaborado pero sí que pudieron disfrutar los espectadores de una jugada trenzada entre Tarantino, Asen y Tato que Abengózar en última instancia desperdició cuando todo el Carlos Belmonte esperaba para cantar el gol.

En la segunda parte el encuentro siguió con los mismos derroteros, con un fútbol anodino por ambos conjuntos.

En el minuto 53 José Mari cabeceó un balón en el área pequeña tras una arriesgada salida de Keylor Navas y marcó el primer gol de la tarde en medio de los pitos de la afición albaceteña, que reclamaba un supuesto penalti en la jugada anterior.

El Albacete empezó a quitarse la presión y a base de chispazos, normalmente a través del costado diestro, comenzó a embotellar al Xerez.

De la Cuesta pudo igualar el encuentro, a los sesenta y dos minutos, tras rematar solo en el punto de penalti un saque de esquina que fue a parar mansamente a las manos de Chema.

Calderón sacó a Cuevas y Alfredo a falta de poco más de veinte minutos para el final para ver si aprovechaba esa dinámica positiva en la que se encontraba en esos momentos su equipo y las sustituciones aportaron esa profundidad que demandaba el equipo.

En el minuto setenta y cuatro llegó el tanto del Albacete. Una falta botada por Verza la remató Tato, el esférico hizo una parábola y sorprendió a Chema que estaba algo adelantado.

Los albaceteños fueron los auténticos dominadores en la segunda mitad e incluso llegaron a marcar un gol, que no fue dado por válido por el colegiado Ocón Arráiz, que consideró que el remate de Tato había sido en posición adelantada.

Dos centros desde el flanco diestro, uno de Pedro y otro de Kike, abortados ambos por Chema por alto, fueron los dos últimos acercamientos del equipo dirigido por Antonio Calderón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios