www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La Crónica salvaje

El resurgir del águila imperial en España

martes 30 de noviembre de 2010, 09:18h
El águila imperial ibérica está de enhorabuena, porque a pesar de ser una de las rapaces más amenazadas del mundo, su población en España se ha visto incrementada en las últimas décadas. Así, de las 50 parejas contabilizadas en los años 70 se ha pasado a las 261 de este 2010.
El águila imperial ibérica, una de las aves rapaces más amenazadas del mundo, ha incrementado su población en España en las últimas décadas, de tal forma que ha pasado de las 50 parejas que se contabilizaron en los 70 hasta las 261 parejas reproductoras registradas en 2010.

Estos datos, que han sido facilitados a los periodistas este lunes por el presidente de SEO/BirdLife, Eduardo de Juana, durante la inauguración del I Encuentro Anual de la Red de Custodia del Territorio dentro del programa de conservación del águila imperial "Alzando el vuelo", también revelan que en Andalucía hay registradas 61 parejas reproductoras, entre la que destaca la que recientemente se han introducido en Cádiz.

A pesar de este aumento en la población, la especie aún debe enfrentarse a riesgos, el primero de los cuales es la electrocución, que provoca el 52 por ciento de las muertes no naturales de las águilas imperiales ya que en los últimos quince años han aparecido más de 120 ejemplares electrocutados.

Los cebos envenenados constituyen la segunda causa de muerte de estas aves rapaces -hasta el 21 por ciento de los casos-, mientras que los disparos se sitúan en el tercer lugar, con el 6 por ciento de las muertes no naturales.

En los últimos quince años han localizado casi un centenar de águilas imperiales muertas por envenenamiento y otras trece por disparos.

En este encuentro nacional se han dado cita todas las partes implicadas en la conservación del águila imperial, entre los que se encuentran los propietarios de las fincas en las que se cría la especie; los ayuntamientos que forman parte de la red de municipios que contribuyen a las políticas de conservación, y las escuelas que se ubican en dichos municipios.

La coordinadora técnica del programa "Alzando el Vuelo", Sara Cabezas, ha resaltado la importancia de tener en cuenta a la población local que convive con el águila imperial para posibilitar la conservación de la especie, puesto que si se conocen cómo se percibe el águila imperial y qué posibles conflictos pueden surgir, se puede compaginar la presencia de este ave con el desarrollo local y el aprovechamiento de las fincas en las que viven.