www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Se han habilitado 319 refugios en todo el país

Más de treinta muertos y setenta mil afectados dejan las lluvias en Venezuela

viernes 03 de diciembre de 2010, 09:57h
El número de muertos registrados en Venezuela por la fuertes lluvias aumentó a 31, mientras que unas 72.000 personas han sido afectadas por el temporal, según el último balance ofrecido este jueves por el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami.


El Gobierno ha habilitado 319 refugios en todo el país para atender a los afectados por las fuertes precipitaciones. En Falcón (noroeste) 78 refugios están habilitados "para garantizar la alimentación, la hidratación, medicamentos y asistencia médica en conjunto con la delegación cubana", añadió el ministro.

El Aissami informó de que habían sobrevolado Falcón --el estado más afectado-- y se constató de que la población de El Tocuyo de la Costa se encontraba inundada por la ruptura de algunos de los diques de la represa de Játira.

El ministro dijo que se había restringido el paso por El Tocuyo para poder mantener "las labores de rescate". "Hay parte de diques que están fracturados por lo que podríamos tener anegaciones en la zona costera del oriente del estado Falcón", apuntó.

El Aissami explicó que tres personas se encuentran desaparecidas a causa de la crecida de los ríos, y afirmó que el Gobierno ha activado una línea telefónica en la zona para asistir a las poblaciones que se encuentran incomunicadas.

OPERACIONES DE RESCATE

Las tareas de rescate presentan complicaciones debido a que las principales carreteras permanecen inundadas. Actualmente se está trabajando en las zonas más vulnerables donde han distribuido alrededor de 100 toneladas de comida y 50 médicos han sido enviados para brindar apoyo, señaló comandante estratégico operacional, Henry Rangel Silva.

"Estamos dando todo el apoyo para ayudar a las personas afectadas (...) Nuestro recorrido en el día de ayer (miércoles) ha sido con contacto directo con el pueblo", explicó. "Las playas están cerradas, la pesca está restringida porque los sedimentos tienden a mantenerse por el arrastre de las aguas", afirmó.