www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL COPRESIDENTE RUBALCABA SE MERIENDA A ZAPATERO

sábado 11 de diciembre de 2010, 18:05h
Con este título publicó Luis María Anson, en el diario El Mundo, un artículo que por su interés reproducimos a continuación.

“La huelga salvaje de los controladores exigía la respuesta que ha dado el Gobierno, manu militari. El copresidente Rubalcaba se dio cuenta enseguida de la situación. Saltó como una pantera de Java a la yugular de los depredadores y se merendó, de paso, a José Luis Rodríguez Zapatero. El copresidente estuvo magnífico en sus intervenciones ante la opinión pública. Firme, prudente, convincente, cauto, sus apariciones en televisión contrastaron con la ausencia zapatética. El copresidente se hizo dueño del cotarro y rubalcabeó con ambas manos a Zapatero y a su ministra Carmina Chacón. Ahora quiere que, durante nueve meses, 500 controladores militares se entrenen en los principales aeropuertos para que puedan sustituir a los civiles si éstos persisten en su inadmisible provocación. Eliminado el chantaje, se acabó la rabia.

Lo más significativo de la crisis, con todo, fue la encuesta que, aprovechando el momento más álgido, publicó el diario adicto. El PSOE de Zapatero se encuentra en el más bajo nivel de voto de la etapa democrática: el 24,3%. El PP le aventaja ya en 18,8 puntos. Conforme a la encuesta de Demoscopia, obtendría en las elecciones generales una holgada mayoría absoluta. La fidelidad de los votantes socialistas se ha derrumbado en un 40%. Zapatero suspende. Sólo el 27% aprueba su gestión, mientras el 69% la desaprueba. Rubalcaba le dobla: 55% de aprobación y 34% de rechazo.

Según se desprende de la encuesta del diario adicto, “el desgaste de José Luis Rodríguez Zapatero llega a cifras sin precedentes, consolidando la impresión de fin de ciclo político, a pesar de que, teóricamente, resta casi año y medio para las elecciones generales”, mientras “se extiende el pesimismo sobre la solvencia económica de España”.

La encuesta esconde otra perla. Mariano Rajoy está todavía peor valorado que Zapatero para la opinión pública. Sólo el 21% le aprueba, mientras que el 72% le desaprueba. ¿Qué quiere decir esto? El mensaje lanzado a la clientela socialista parece claro: con Zapatero se pierden las elecciones generales; con Rubalcaba se pueden ganar. Difícil saber lo que va a ocurrir en los próximos meses. Pero si Merkel y Sarkozy deciden intervenir a España; si el PSOE retrocede en las autonómicas y municipales; si explosiona alguna otra crisis dibujada en el horizonte, el diario adicto a Rubalcaba y su copioso grupo mediático se lanzarán en picado para escabechar a Zapatero. Felipe González se relame en silencio, Solana se frota las manos, Almunia frunce el entrecejo, Guerra se solivianta y el gran Bono calla a la espera. Todos saben que Zapatero es un cadáver político. Pero está de cuerpo presente y no será fácil enterrarle, custodiado por las plañideras mayores del reino, lideradas con fervor por Elena, Bibiana y Trinidad.

La firmeza y la seguridad del copresidente contrastan con el decaimiento de un Zapatero atribulado, acosado, inquieto y desconcertado. Las navajas cachicuernas brillan a estallos en las madrigueras socialistas. El hombre de la esquina rosada, el del relato de Borges, acecha ya en los jardines monclovitas. La Lujanera, con la crencha a la espalda, se dispone a cambiar de hombre y duda del Corralero, el de la boca aindiada, la chalina baya y los respingos que produce en el hembraje y los bolaceros. Se escucha ya la milonga “linda al ñudo de la noche”, mientras en la esquina rosada aguarda el último cuchillo filoso, la vaina al aire”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.