www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPATERO CERDEA DE NUEVO

viernes 14 de enero de 2011, 13:47h
Se comprende que Sarkozy y Merkel no confíen en Zapatero. El presidente español navega a la deriva, camina dando bandazos, es hombre de pantalón gris, prenda que va bien con todas las chaquetas. Por encima de la crisis económica, el problema de España es que Zapatero suscita dentro y fuera de nuestro país profunda desconfianza. Toma medidas a la ligera y las contradice en poco tiempo sin pestañear. No es coherente ni consecuente y, claro, nadie confía en él.

Ahora, después de que el Congreso aprobara su reforma laboral, ha dado un bandazo y ha decidido modificar las condiciones de despido para contentar a sus sindicatos subvencionados, para que no se vean obligados al paripé de otra huelga general, para que se traguen la imposición europea de la jubilación a los 67 años.

Las empresas con pérdidas temporales no podrán ya reducir sus plantillas indemnizando con 20 días por año. Pero ¿qué entiende Zapatero por pérdidas temporales, un mes, seis meses, un año, tres años, diez años? ¿Qué significa que “las pérdidas previstas no tengan un carácter meramente coyuntural”? Lo que pretenden los sindicatos es retornar a la fórmula anterior que condujo a los empresarios a no contratar de forma indefinida para no cargar con unas indemnizaciones que muchos entienden como abusivas.

Pero la cuestión no es esa. La cuestión es la tentación invencible de Zapatero a la mudanza y la incoherencia. Nadie está seguro con él de que aquello que es correcto hoy deje de serlo dentro de cuatro meses.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.