www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El programa cómico “QI” de la BBC y la bomba atómica

Hidehito Higashitani
lunes 31 de enero de 2011, 13:37h
Cuando transcurría cerca de un año desde la muerte del Sr. Tsutomu Yamaguchi a los 93 años de edad en enero del año pasado a quien se conoce como el único superviviente de las dos bombas atómicas de Hiroshima y de Nagasaki, la tragedia sufrida por este personaje se convirtió en el tema central del popular programa semanal cómico “QI” (abreviatura de ‘Quite Interesting’) de la BBC de Londres emitido el pasado día 17 de diciembre.

En mi artículo del 12 de abril del año pasado ya traté de este personaje y de sus labores desarrolladas para la no proliferación nuclear a través de su libro de memorias, de sus composiciones poéticas y de las frecuentes charlas dadas dentro y fuera de su país natal.
Yamaguchi había trabajado de ingeniero delineante en el astillero de la Casa Mitsubishi de Nagasaki durante la Guerra del Pacífico y sufrió el primer ataque de la bomba atómica en Hiroshima donde se encontraba casualmente de viaje el 6 de agosto de 1945.
A pesar del estado de gravedad con quemaduras en el lado izquierdo del cuerpo sobrevivió a la bomba y a duras penas consiguió regresar en tren a Nagasaki para ser atendido debidamente, Pero recién regresado a su tierra natal, tuvo que sufrir el otro bombardeo sobre la ciudad a unos tres kilómetros del centro de la explosión el 9 de agosto, pero sobreviviendo de nuevo.

Pues bien, resulta que en el citado programa de la BBC se presentaba al Sr. Yamaguchi con tono jocoso y relajado como ‘The Unluckiest Man in the World’ (El hombre que tuvo la peor suerte del mundo). El programa televisivo cómico de “IQ” de la BBC es de tipo ‘quiz show’ (concurso de preguntas y respuestas) y cuando el presentador Stephen Fry, vestido de una ligera y alegre camisa hawaiana, bromeó diciendo que Yamaguchi, el hombre a quien le tocó la peor suerte del mundo, se podría considerar también como el hombre más afortunado del mundo porque sobrevivió a la bomba atómica dos veces y vivió hasta la edad de 93 años, provocando de esta forma la risa del público presente en el estudio.

Y siguiendo al mismo tono bromista, uno de los invitados al programa, el actor cómico Rob Brydon, para contestar a la pregunta de si el hombre había sido afortunado o desafortunado, comentó que era lo mismo pensar si el vaso está medio vacío o medio lleno y que de todos modos, como el vaso está contaminado de radiactividad, no bebería nada de él.

La Embajada Japonesa de Londres, al ser avisada del hecho por algunos televidentes japoneses residentes en la capital británica, mandó rápidamente una carta de protesta al productor del programa y a la misma BBC por la falta de delicadeza y de consideración al tratar el tema de una manera tan chistosa y poco seria.

Y a continuación todos los órganos mediáticos japoneses –la prensa y la televisión sobre todo- no tardaron mucho en reaccionar y dar la noticia por todos los rincones del archipiélago nipón criticando la postura tan despreocupada de los británicos por las víctimas de Hiroshima y de Nagasaki y la falta de seriedad en una emisora de tanto prestigio como la BBC. En el noticiario de la NHK –la television estatal de Japón- se difundió el comentario de Toshiko Yamasaki, hija del Sr. Yamaguchi, quien dijo que no podría perdonar aquel espectáculo televisivo por la falta de respecto a la persona de su padre y a la durísima experiencia que él había tenido.

El 21 de enero la BBC y el productor del programa hicieron pública una declaración conjunta pidiendo disculpas por haber herido la sensibilidad de los televidentes japoneses y explicando que no tenían ninguna intención de ofender a los japoneses, pero que dada la delicadeza del tema, comprenden ahora la razón por la que los televidentes japoneses se hayan sentido molestos.

De todo esto ha pasado ya más de una semana y estando ya en el comienzo del mes de febrero parece que todo ha vuelto a su cauce normal. Los japoneses posiblemente piensan ahora que se puede perdonar ese pequeño desliz del programa de la BBC y que no deben tomarlo demasiado en serio, porque saben de sobra que la BBC ya cuenta con unos excelentes documentales sobre el tema de las bombas de Hiroshima y de Nagasaki. De hecho, los ciudadanos de Hiroshima siguen conservando aquel entrañable recuerdo de hace siete años de cuando un equipo de la BBC permaneció en Hiroshima, escuchó directamente las voces de las víctimas de la bomba, filmó todo el curso de la ceremonia del aniversario del lanzamineto de la bomba atómica y realizó un documental cuidadosamente elaborado.

Hidetaka Inazuka, productor del documental Doble victima de la bomba atómica—el
mensaje dejado por Tsutomu Yamaguchi
, que se estrenará en Nueva York en el mes de marzo próximo ahora comenta el hecho con objetividad:
“El mensaje de paz y el tema de la prohibición de armas nucleares no sólo nos atañen a los japoneses, sino a toda la humanidad entera. El último desacierto del programa de la BBC nos enseña que desgraciadamente ese mensaje de paz todavía no está difundido por todo el mundo entero.”

Si no recuerdo mal, fue el propio Winston Churchill quien dijo una vez que el construir tendría que ser una tarea lenta y laboriosa de lagos años, pero que la destrucción podría ser originada por un acto irreflexivo de un día.
El difundir la voz de alarma por el terror del armamento nuclear es una labor que requiere mucha paciencia y tiempo. No hay que tirar por la borda los esfuerzos acumulados por muchos años hasta ahora a causa de un pequeño desliz cometido casualmente en un día por un programa del llamado ‘boob tube’ (tubo de sandeces) que es la televisión.

Hidehito Higashitani

Catedrático de la Dokkyo University

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios