www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

intento de asalto al templo de karnak

Las protestas en Egipto amenazan de gravedad el patrimonio faraónico

lunes 31 de enero de 2011, 14:52h
Preocupación creciente entre la comunidad de arqueólogos y egiptólogos tras los ataques a los museos y el patrimonio egipcio. El Templo de Karnak, en Luxor, en el centro de Egipto, ha sido objeto esta madrugada de un asalto armado por parte de ladrones, según ha informado el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto que, a través de su director Francisco Martín Valentín, cita fuentes fidedignas destacadas en la zona relacionadas con sus campañas de excavación.
Tras conocerse la delicada situación del Museo Egipcio de El Cairo, localizado en el epicentro del caos en la capital, y hacerse pública la destrucción de varias momias que alberga, este lunes, el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto ha informado del intento de ataque armado al Templo de Karnak, en Luxor, en el centro del país, esta madrugada.

Francisco Martín Valentín, director de este centro, y la institución que dirige han escrito un llamamiento para la defensa del patrimonio faraónico "a todos los ciudadanos del mundo, a la Unesco, al Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto y a los organismos culturales de la Unión Europea" para "clamar la defensa de un patrimonio que pertenece a la humanidad entera".

Temeroso de que una situación como la que se vivió durante el saqueo del Museo de Bagdad, en la guerra de Iraq, o la voladura de los Budas de Bamiyan, este egiptólogo muestra su creciente preocupación por los hechos que están aconteciendo en Egipto. "Esto está siendo generalizado, está fuera de control y lo peor queda por venir", afirma.

Según Martín Valentín, se trata de ataques contra "símbolos o iconografías con un significado no deseado". En el caso del intento de asalto al Templo de Karnak, para este experto no hay duda de las intenciones: "El objetivo debía ser romper los relieves de las paredes".

"Cabe pensar que se pueden producir daños irreversibles a los fondos de los museos, así como a los almacenes estatales, que albergan muchas antigüedades que no están expuestas", dice Martín Valentín, quien recuerda que un museo en Memfis y otros centros en el Sinaí también han sido atacados y saqueados.

Consciente del caos que se vive en el norte país y que muestra ya visos de contagio en otras zonas, este experto considera que el tipo de ataque del que ha sido objeto, por ejemplo, el Museo Egipcio de El Cairo se debe "más a un deseo de destrucción que a un robo". Así, explica que fueron destruidas momias de importancia histórica como las de los padres de una esposa real de Amenhotep III, pero no fueron sustraídas, como tampoco varias piezas del tesoro de Tutankamón que también fueron atacadas.

"Estamos ante una situación caótica que está dejando a las antigüedades a su suerte porque la policía no las protege ni la comunidad internacional se ha pronunciado", sostiene. Con un precedente como el de Bagdad, en cuyo museo fueron destrozadas piezas de importancia arqueológica e historia, Martín Valentín llama la atención sobre la necesidad de que "se tomen cartas en el asunto" para "proteger estos inmensos monumentos de la humanidad". Sin olvidar que en ese patrimonio "reside el futuro del país, el que atrae el turismo".

La incertidumbre y la impotencia son crecientes. "Si se llegan a ciertos límites ya no va a haber marcha atrás y desembocará en una destrucción de proporciones incalculables", dice Martín Valentín, quien afirma que es "inaceptable" que el odio se "cebe y se desahogue con las antigüedades, algo que no tiene justificación".


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios