www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La polución, otra excusa para subir los impuestos

jueves 10 de febrero de 2011, 21:28h
La costumbre, cada vez más costumbre y menos excepción, de este Gobierno de pagar los problemas que no sabe cómo solucionar y sus excesos con el bolsillo del pobre ciudadano se está convirtiendo en un peligroso recurso que cualquier día le va a explotar en las narices.

El gusto de los que nos administran por subir los impuestos a los cada vez más asfixiados contribuyentes alcanza cotas inverosímiles. Les debe parecer poco lo que ya pagamos con el “impuesto de vehículos de tracción mecánica”, conocido por el común de los mortales como el “impuesto de circulación”, ahora nos quieren colar, con la excusa de la contaminación, la vieja cantinela de que los vehículos más contaminantes paguen más. Que su coche contamina más de lo normal, ¡impuesto que te crió!

Además, olvidan aspectos tan básicos del manual del buen socialista como el principio social de solidaridad y el de equidad, aquellos según los cuales quienes más tienen más deben aportar a la financiación del Estado. No hay que ser un experto en las cosas del motor para saber que los coches que más contaminan son los de los pobres, es decir, los más viejos, los que peor carburan y los que más combustible consumen. Los ricos tienen coches buenísimos, incluso híbridos, que contaminan poco y que, por la lógica del “aquí te pillo, aquí te sanciono”, pagarían pocas multas o impuestos, que para el caso es lo mismo.

Entonces alguien se lo explica bien y en el Ministerio de Medio Ambiente se dan cuenta de la injusticia. La conclusión es que lo mejor, para no cometer más tropelías con los que menos tienen, sería mantener el sistema de caballos fiscales, y, en un alarde de solidaridad, elevar los tramos más altos. El objetivo, que paguen más los “todoterreno” y los coches de gran cilindrada. Conclusión: más impuestos para los que más se han gastado en un vehículo más limpio. ¿Y la contaminación? ¿Y los coches contaminantes? Ah, da igual, eso ya no es problema, el caso es que paguen los ricos.

La idea no es nueva, aunque se acabó posponiendo por la crisis. No era el momento. Pero parece que ahora, por una simple cuestión meteorológica, no porque hayan solucionado los problemas económicos a la mitad de los españoles, deciden que sí puede serlo. Desde Medio Ambiente dicen que lo cobrarían los Ayuntamientos, como si a ellos les diera igual. Es un impuesto incrementado o añadido o, simplemente, un impuesto más, lo cobre quien lo cobre.

Por el bien de todos, esperemos que llueva y que con el agua se limpien también las malas ideas que aparecen en las cabezas ansiosas de recaudación. Tampoco estaría mal que la propuesta no caiga bien en la opinión pública y el Gobierno decida aparcarla de nuevo, que así no contamina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.