www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

la cifra de muertos en el magreb y oriente medio ya alcanza la decena

Las revueltas populares en Irán se extienden a Bahrein, Yemen y Libia

miércoles 16 de febrero de 2011, 16:48h
Primero fue Túnez y el exilio de Ben Ali. Poco después fue Hosni Mubarak el que tuvo que ceder el poder en Egipto ante las masivas protestas populares que pedían su dimisión. Y ahora, casi dos meses después de que empezaran las primeras revueltas, las manifestaciones se han multiplicado por todo Oriente Medio y el Magreb.

Libia, uno de los regímenes más férreos que aún se mantienen en la región, ha empezado a ver cómo sus ciudadanos le pierden el miedo al gobierno de Muahmar al Gaddafi y salen a la calle para reclamar cambios que lleven la democracia y la libertad al país norteafricano.

Deshabituados a esta clase de protestas, las fuerzas de seguridad libias han cargado contra los 2.000 opositores, cifra récord para Libia, que se han congregado este miércoles en la capital, Trípoli, y fuentes no confirmadas han cifrado el saldo de muertos en dos y el de heridos por encima de las dos docenas.

Irán, uno de los países protagonistas en la región, también está viviendo sus particulares revueltas. El funeral de este miércoles por una de las víctimas de las manifestaciones de los pasados días ha sido utilizado por los opositores para redoblar sus peticiones de democratización del país.

El régimen de Ahmadineyad, que mantiene a los máximos líderes opositores, entre ellos Mehdi Karubi, bajo arresto domiciliario, no se ha andado con chiquitas a la hora de aplacar las revueltas y la Policía iraní las dispersa con fuego real y decenas de detenciones.



Más al sur, en Yemen, las concentraciones que piden el exilio del presidente Saleh se han saldado este miércolés con dos muertos. Saléh, que ya prometió hace unos días que no se presentará a la reelección, no ha logrado contentar a la oposición que pide que ceda inmediatamente el poder y que se convoquen elecciones libres.

En Bahrein, en su tercer día de protestas, los manifestantes han pasado la noche en la plaza Lulu de la capital, Manama, en un gesto que recuerda las concentraciones en la cairota plaza Tahrir, donde 18 días de protestas hicieron caer a Hosni Mubarak.



Antes se habían visto en Argelia, donde el pasado sábado se registraron incidentes violentos en varias ciudades del país, o en otras naciones del Magreb, como Mauritania o Marruecos, donde se ha convocado el próximo domingo una manifestación en la que se espera una participación masiva.

Por lo pronto, el estado de excepción, vigente en Argelia desde hace 19 años, se levantará antes del final de este mes de febrero, aseguró este miércoles el primer ministro argelino, Ahmed Uyahia. En declaraciones recogidas por la agencia oficial argelina APS, Uyahia afirmó que el levantamiento del estado de excepción irá acompañado del anuncio de varias decisiones importantes.

"El levantamiento del estado de excepción antes del fin del mes en curso se realizará paralelamente al anuncio de varias decisiones relacionadas con la vivienda, el empleo y la gestión de la administración", dijo el primer ministro durante una reunión de los partidos de la alianza presidencial.

Las reivindicaciones ciudadanas en Jordania y en los Territorios palestinos llevaron a sus líderes a modificar sus gobiernos, con el objetivo de evitar unas protestas que, en cualquier caso, parecen ya imparables. El éxito de las revoluciones de Túnez y Egipto ha redoblado el ánimo de los ciudadanos de esta región del mundo en su lucha contra la pobreza, la falta de libertad y la corrupción que reina en muchos de los regímenes de la zona.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.