www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

duro post dedicado a su ex jefe

Carlos Carnicero se despide a lo grande de Enric Sopena

martes 22 de marzo de 2011, 12:13h
Enric Sopena ha despedido a Carlos Carnicero como colaborador de elplural.com. A Sopena no le gustaba que Carnicero fuera crítico con el presidente del Gobierno o, en alguna ocasión, con alguno de los patrocinadores del periódico, en especial los bancos. El periodista no ha querido marcharse sin hacer saber quién es Sopena, cómo actúa en el ejercicio de su profesión. Y no deja a su ex jefe en buen lugar. A continuación, algunos de los tramos de la carta:

-"En el fondo lo que me fastidia de dejar de publicar es no poder seguir molestando a los ortodoxos del zapaterismo".

-"El caso es que hace un año, Enric Sopena me pidió en una carta apócrifa que me fuera de El Plural. Yo le contesté que sólo me iría si me echaba, y le sugería que acumulase coraje para hacerlo. Le ha costado un año tomar la decisión y durante este año ha tratado de que me cansará del desprecio con el que trataba mis artículos, colocándolos incluso detrás de artículos publicados el día anterior. Ni caso. Soy un viejo resistente. ¡Enhorabuena, campeón¡ Al final has reunido coraje para echarme y seguro que hay quien te lo vaya a agradecer".

-"Enric Sopena es el símbolo de los tiempos que nos han tocado vivir. Incluso la forma del despido le define. Pero lo preocupante es que los defensores a ultranza de Zapatero y del PSOE sean personas como él. Así le va al socialismo español. Pero todo partido tiene sus perros de presa".

-"En conversaciones privadas me llegó a reconocer la diferencia entre lo que opina y lo que publica. La coartada era no favorecer al PP, cómo si los periodistas fuéramos responsables de los aciertos o los errores de los políticos. Su naturaleza es la subordinación a quien le da de comer. No importa el papelazo que hace en La Noria. Le pagan bien. Y él no tiene pudor en convertir su periódico en altavoz del programa".

-"Ahora tendré que ajustar mi sistema de vida porque voy a ganar menos dinero. Pero es mucho más fácil ajustar los ingresos que ajustar la conciencia".

-"Siento un enorme desprecio por Sopena por lo que significa de demostración de que los comisarios políticos todavía tienen vigencia. A él seguro que no le cuesta conciliar el sueño, porque desde su época del Opus Dei está acostumbrado a compatibilizar su conciencia con sus intereses".


Carta íntegra aquí.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios