www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Estados Unidos

Siete posibles candidatos republicanos y un único destino

martes 19 de abril de 2011, 18:03h
Según las últimas encuestas, siete son los nombres que suenan con más fuerza para luchar por la presidencia del Partido Republicano y, por consiguiente, optar a representar al GOP en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre de 2012.
- Mitt Romney: Si hay alguien que suena para intentar arrebatarle a Barack Obama el Despacho Oval ese es Mitt Romney. De 64 años, el ex gobernador de Massachussets ya sabe lo que es presentarse a unos comicios presidenciales, puesto que le disputó a John McCain la candidatura republicana en 2008. Crecido en una familia de larga tradición política, no obstante su padre fue también gobernador, y de confesión mormón (pasó dos años y medio en Francia como misionero), Romney es un empresario de éxito.

Su línea ideológica gira en torno a la austeridad económica, uno de sus puntos fuertes a ojos de los votantes, aunque en asuntos sociales no siempre se ha ceñido a la línea oficial del partido. De este modo, puso en marcha un sistema sanitario muy novedoso en Massachussets, el primero de esta naturaleza en todo Estados Unidos, que ofrecía cobertura a casi toda la población del estado.



De fuertes convicciones religiosas, Romney tiene fama de poner en marcha ambiciosos proyectos y sacarlos adelante, como los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City de 2002, en los que dirigió el comité organizador. Se ha mostrado contrario a los matrimonios entre personas del mismo sexo aunque sí aprueba las uniones civiles.

A favor: Su gran popularidad en todo el país, sus conexiones en las altas esferas, que le ayudaron en las elecciones de 2008 a ser el candidato que más dinero recaudó para su campaña, su carácter conciliador y su fama de meticuloso a la hora de documentarse sobre las políticas que trata.
En contra: Su confesión, la mormona, no es bien vista por los sectores más conservadores del GOP, las acusaciones de oportunismo a la hora de vender su proyecto y que muchos le consideran el candidato del 'establishment' republicano.

- Newt Gingrich: El que fuera portavoz de la Cámara de Representantes entre 1995 y 1999 y el azote público de Bill Clinton es una de las grandes esperanzas del sector más conservador del GOP. Con casi cuatro décadas de experiencia en campañas electorales, Gingrich es un perfecto conocedor de los entresijos de Washington y ha logrado labrarse un gran prestigio como asesor, escritor y analista político.

Nacido en el seno de una familia militar baptista (aunque se convirtió al catolicismo hace dos años), en su contra juega el hecho de que se haya divorciado en dos ocasiones. Renunció a presentarse a las elecciones de 2008, pero en la actual carrera presidencial es uno de los candidatos mejor posicionados. Si bien no ha hecho pública su candidatura, ha formado un comité exploratorio para que evalúe sus posibilidades en unas hipotéticas primarias, un hecho que muchos perciben como la antesala a su presentación oficial.



A lo largo de su extensa carrera política, las posturas que ha mantenido Gingrich no siempre han ido en consonancia con las del GOP. En materia de inmigración se ha mantenido entre los defensores de la tolerancia cero, si bien ha defendido en varias ocasiones el programa de acogida para trabajadores extranjeros.

A favor: Su gran conocimiento de la estructura del partido y su experiencia.
En contra: Su edad, 61 años, y sus dos divorcios.

- Sarah Palin: Aunque en las últimas semanas sus posibilidades se han visto mermadas en las encuestas, el nombre de Sarah Palin es otro de los que más suena para luchar por el liderazgo del GOP. La republicana de récord (primera alaskeña y segunda mujer en estar incluida en una candidatura presidencial, primera mujer gobernadora de Alaska y persona más joven en ser gobernadora del estado) es una de las caras más visibles del pujante Tea Party y, aunque no ha hecho oficial su candidatura, muchos dan por hecho que participará en la carrera electoral.

De confesión católica aunque pertenece a la Iglesia pentecostal, Palin, tras ganar la alcaldía de la localidad de Wasilla en 1996, logró hacerse con la gobernación en 2006. A pesar de la fama que la precede (los demócratas la han acusado de incompetente e inexperta), Palin logró poner en marcha un duro plan de ajuste económico registrando unos índices de popularidad superiores al 80 por ciento.



Tras anunciar que no se presentaría a la reelección en Alaska, Palin fue la candidata a la vicepresidencia en la candidatura de John McCain en 2008, un polémico nombramiento, ya que el líder republicano desechó para el cargo a otras personalidades de mayor calado en el GOP como Romney o Huckabee. A pesar de la derrota ante la dupla Obama-Biden, la ya ex gobernadora salió reforzada y se ha labrado una gran carrera mediática en Estados Unidos.

En las últimas elecciones de 'mid-term', la ex gobernadora cobró protagonismo al apoyar públicamente y hacer campaña para varios miembros del 'Tea Party', al que ella misma ha calificado como "movimiento del futuro en Estados Unidos".

Palin ha batallado contra la administración Obama en casi todos los asuntos de peso. Contraria a la reforma sanitaria demócrata, ferviente detractora de los matrimonios entre personas del mismo sexo, el aborto y la investigación con células madre, se muestra escéptica ante el cambio climático y apoya la inclusión de la educación sexual en los colegios.

A favor: Su gran proyección mediática, el respaldo financiero necesario para su campaña y el apoyo del 'Tea Party'.
En contra: Su sobreexposición mediática, su poca popularidad (30 por ciento), su inexperiencia en asuntos mayores y que pocos fuera del GOP la toman en serio.

- Ron Paul: Uno de los históricos congresistas del Partido Republicano, Ron Paul (1935), es considerado uno los miembros más conservadores en la historia del Congreso norteamericano. Conocido en algunos círculos como 'Doctor No' por su verdadera profesión, médico, y por su continua batalla por echar abajo toda legislación demócrata, Paul se ha presentado dos veces a la carrera presidencial: en 1988 defendiendo al Partido Liberal (obtuvo el 0,5 por ciento de los votos) y en 2008, cuando fue derrotado en las primarias por John McCain.

De confesión baptista episcopaliana, la carrera política de Paul comenzó en la década de los 70. Durante muchos años, ha compaginado su carrera política con la medicina siendo uno de los dos únicos congresistas vigentes, el otro es Howard Coble, que ha renunciado a su pensión por ser miembro de la Cámara de Representantes.



Debido a su pasado como miembro del Partido Liberal, Paul no se ciñe a la rigidez de voto del GOP y suele mostrar posturas independientes de los dos grupos mayoritarios. Una de sus particularidades es que, al contrario que la mayoría de candidatos, el grueso de la financiación para sus campañas proviene de donantes individuales, en especial entre el colectivo militar, y no tanto de lobbys y comités políticos.

Fiel defensor de la independencia política y económica de EEUU, Paul no es muy partidario de la pertenencia de EEUU a organizaciones como la ONU o la OTAN. Además, aboga por reducir el número de agencias gubernamentales, la reestructuración de la Reserva Federal, se opone al Acta Patriótica promulgada por George W. Bush y considera que cada estado debería regular el uso terapéutico de ciertas drogas.

A favor: Su gran tirón popular y su poder de captación de fondos para su campaña.
En contra: El tradicional ostracismo por parte de los medios de comunicación y su edad, 75 años.

- Michele Bachmann: Muchos la han calificado como el mayor exponente del cada vez más influyente 'Tea Party'. Congresista por Minnesota y experta en derecho fiscal, Bachmann, luterana y con cinco hijos, creció en una familia que apoyaba al Partido Demócrata.

Sus primeros años en la política fueron trabajando para las campañas de Jimmy Carter y Ronald Reagan. En 2006, Bachmann logró un asiento en la Cámara de Representantes nacional.



Durante años, Bachmann, íntima amiga de Sarah Palin, ha defendido y promovido la independencia energética de Estados Unidos promoviendo las energías renovables y la nuclear, rechaza de pleno la reforma sanitaria de Obama y se ha mostrado siempre muy escéptica en cuanto al calentamiento global y la teoría de la evolución. Además, en materia social, Bachmann está en contra de los matrimonios entre personas del mismo sexo y del aborto, aunque sí lo admitiría en casos de violación o incesto. Sus fuertes creencias religiosas la han llevado a decir que Dios está detrás de su exitosa carrera política.

A favor: El masivo respaldo en las bases del 'Tea Party' y del lobby judío, el tirón de una candidatura femenina, su imagen renovadora, sus vínculos con el crucial estado de Iowa y el respaldo de influyentes personalidades del GOP como Karl Rove o Dick Cheney.
En contra: Su fervor político y religioso y el peligro de la estigmatización ideológica.

- Mike Huckabee: Gracias a su propio programa de televisión en la cadena Fox News, Mike Huckabee es uno de los posibles candidatos más mediáticos del GOP. El ex gobernador del estado de Arkansas y pastor baptista ordenado, es una de las voces más reconocibles del Partido Republicano estadounidense. Aunque los expertos no se ponen de acuerdo en si dejará su actual retiro político para embarcarse en las primarias de finales de año, la experiencia de Huckabee le hace ser una de las opciones a tener en cuenta.

Crecido en una familia con una educación muy estricta, Huckabee es doctor en Humanidades y Leyes. Su carrera política comenzó a principios de la década de los 90, aunque no fue hasta 1996, tras un escándalo por fraude que salpicó al Partido Demócrata, cuando accedió a la gobernación de Arkansas, al frente de la cual estuvo once años.



En 2008, y a pesar de ser uno de los candidatos más fuertes, John McCain logró hacerse con los comicios internos y no contó con él para pelearle la Casa Blanca a Obama. Tras esta decepción, Huckabee fichó por la cadena Fox News, propiedad del magnate conservador Rupert Murdoch, de la que es uno de sus presentadores estrella.

Huckabee, que padece diabetes, se opone al aborto en todos los casos, incluidos los de violación e incesto, a los matrimonios entre personas del mismo sexo, a la investigación con células madre, a la reforma sanitaria promulgada por Obama, defiende la pena de muerte, la inclusión de la religión en la educación pública, la teoría del creacionismo, es un gran defensor de la causa por la igualdad racial y de la creación de un estado palestino fuera de las actuales fronteras de Israel.

A favor: Su experiencia, el respaldo de los medios de comunicación conservadores, en especial de Fox News, y el apoyo proveniente del influyente lobby judío.
En contra: Su falta de apoyo entre los conservadores moderados y su exitosa carrera televisiva.

- Tim Pawlenty: Señalado por muchos como uno de los posibles candidatos que podían dar la campanada, Tim Pawlenty, de cincuenta años y ex gobernador de Minnesota, alcanzó la Cámara de Representantes en 1992 y ha sido el primero en anunciar oficialmente su candidatura.



Doctor en Ciencias Jurídicas y de confesión evangélica, Pawlenty ya sonó para acompañar a John McCain como vicepresidente en la candidatura republicana en las elecciones de 2008. Ha sido uno de los más fervientes enemigos de la reforma sanitaria de Obama y se opone a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

A favor: La imagen de juventud, cambio y renovación.
En contra: Poca gente le conoce fuera de Minnesota, el escaso respaldo de las grandes figuras del GOP y su inexperiencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios