www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crisis en el mundo árabe

Túnez reivindica su pasado bereber

lunes 11 de abril de 2011, 16:08h
Las revueltas arabes que se iniciaron con la revolucion del jazmin en Tunez, han abierto un nuevo capitulo en la historia de los pueblos de Africa del Norte. Desde hace mas de medio siglo cuando los paises del Magreb adquirieron su independencia del colonizador frances, los regimenes imperantes se empeñaron en marginar su identidad cultural e historica e impusieron a la fuerza una arabizacion e islamizacion que negaba la complejidad cultural e ideologica existente.
Por primera vez desde su independencia en los años 50, los amazigues (bereberes) tunecinos se han reunido este domingo en una asamblea histórica. El cónclave ha estado preparado con una campaña informativa como nunca antes se había conocido en la prensa local. En la misma se ha rendido un homenaje a los habitantes de la ciudad de Gafsa «de origen bereber, reputados por su tenacidad y coraje, que han sabido hacer frente a traves de los siglos a los enemigos colonizadores, y recientemente al regimen de Ben Ali». Entre los antecedentes de la revuelta tunecina figura le insurrección de los mineros de Gafsa que pusieron en jaque al régimen en 2008 y 2009.

Tras el derrocamiento del dictador y su familia, se han constituido dos organizaciones que reagrupan a los militantes bereberes tunecinos, la Asociación Cultural de Amazigues de Tunez (ACAT) y el Congreso Cultural de Amazigues de Tunez (CCAT).

Durante la dictadura de Ben Ali, la cultura amazigue era un simple rasgo folklórico. Las asociaciones culturales estaban prohibidas, la lengua tamazigue también, los nombres igualmente. El régimen utilizaba la identidad cultural para constituir grupos de «coros y danzas» como hizo la dictadura española en la era franquista. Los jóvenes de ambos sexos de Matmata, Tamezret, Zeraua y Tauyut, eran exhibidos ante los grupos de turistas europeos como una atracción más.

El régimen no admitía otra identidad que la arabo-islámica que imponía con la fuerza. La asamblea bereber realizada este domingo ha congregado a jovenes llegados de Bizerta, Duiret, Nabeul, de Túnez y hasta de la isla de Yerba. Su objetivo es explorar el pasado, asumirlo, redescubrir la identidad cultural escondida y reprimida. Se pretende hacer avanzar un proyecto cultural, no sólo de patrimonio y folklore, sino de identidad. «La amaziguidad (berberidad) tunecina se despierta con un pueblo que ha recobrado la dignidad de sus ancestros Yugurta y Masinisa », alegan los organizadores del encuentro en referencia a los reinos de la antigüedad que existieron en Numidia hasta la llegada de los fenicios y el florecimiento de Cartago.

A diferencia de Argelia y Marruecos, donde la población berberófona identificada con la cultura y la tradición amazigue representa entre un 15% y un 25% del conjunto, en Túnez su peso es más reducido. Las tribus bereberes de Matmata, Chenbini, Yerba y otras regiones, representan un 2% de la población total del país, es decir algo mas de 200 mil personas. Sin embargo, la ruptura del tabú unificante del arabismo, es un potente detonador de consecuencias políticas e históricas considerables.

La futura Constitución del país deberá recoger el debate originado sobre la identidad y la cultura plural del pueblo tunecino. El proposito que llevaron a cabo los regimenes de la region de crear una Unión del Maghreb Árabe (UMA), que vio la luz en Casablanca en 1989, pero que entró en convalescencia poco después, está siendo definitivamente descartado por los movimientos democráticos surgidos al calor de las revueltas y protagonistas de las mismas.

Curiosamente fue Habib Burguiba recién alcanzada la independencia de Túnez en 1956 que pronosticó: « La Federación norafricana por el momento es sólo un ideal, pero es algo que va en el sentido de la Historia». Es cierto que Burguiba la veía como un conjunto « con una misma lengua y una misma religion », pero también constató que « esta Federacion tendrá muchas mas posibilidades de hablar en pie de igualdad con el resto del Mediterráneo o con Europa, que los Estados separados de Túnez, Argelia o Marruecos ». El debate ya esta abierto y la asamblea amazigue de Túnez forma parte.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios