www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY, CAMPS Y LOS IMPUTADOS

martes 12 de abril de 2011, 13:15h
El sentido democrático más elemental debería haber exigido a Mariano Rajoy el rechazo radical a que los imputados figuren en las listas del PP. Ciertamente, hay que respetar la presunción de inocencia pero si cualquiera de esos nombres resultara condenado, la vergüenza recaería íntegramente sobre Rajoy y su partido.
En asunto de semejante gravedad no se puede andar con medias tintas. Se comprende bien la posición de Camps y sus colaboradores que, desde hace muchos meses, trabajan a tiempo completo para salvar su situación personal. No se comprende la actitud de Rajoy. O mejor dicho, se comprende muy bien. El presidente popular carece de fuerza para controlar su propio partido. El caso de Cascos no es único. Tiene antecedentes destacados. Tal vez Rajoy no ha querido que con Camps se produjera en Valencia una situación similar a la de Asturias.
Lo que ocurre es que hay cuestiones de principio y un partido serio no puede adornar sus listas con imputados. La opinión pública considera a la clase política española deleznable. Es injusto generalizar. La mayor parte de nuestros políticos son mediocres pero honrados y trabajadores. Los corruptos constituyen solo una minoría. Que crece, eso sí. Y no se puede dar alas a la corrupción presentando ante las urnas a presuntos inocentes que los jueces han imputado porque existen indicios de delito que aconsejan la medida judicial adoptada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.