www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Los expertos analizan el futuro político si se ilegalizan las listas de Bildu

No hay posibilidad de “plan c” para que Batasuna esté en las elecciones

sábado 30 de abril de 2011, 14:13h
Tras la presentación de los recursos de la Abogacía del General del Estado y del Ministerio Fiscal contra todas las candidaturas de Bildu, la Sala 61 del Supremo decide este sábado si son anuladas por formar parte del entramado de la ilegalizada Batasuna. De quedarse fuera Bildu, ¿habría posibilidad de que otra marca de Eta-Batasuna concurriera a las elecciones? ¿Existe un “plan c”? Responden el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y al magistrado de la Audiencia Nacional, José Luis Requero.
Todas las miradas están puestas este fin de semana en la Sala 61 del Tribunal Supremo, que decide si son anuladas o no las candidaturas de Bildu impugnadas por sendos recursos de la Abogacía del General del Estado y del Ministerio Fiscal. EL IMPARCIAL ha hablado con el Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y con el magistrado de la Audiencia Nacional, José Luis Requero, y aunque no se aventuran a hacer pronósticos sí coinciden en que ajustándose a la doctrina actual “sorpresas las justas”.

El portavoz de la APM, mayoritaria entre los jueces, Pablo Yurena, explica “que establecer un pronóstico es imposible porque en primer lugar desconocemos el material probatorio con el que va a trabajar el Tribunal y, en segundo lugar, porque la competencia del análisis y la decisión le corresponde al Supremo”. El magistrado de la Audiencia Nacional, José Luis Requero, cree “que en este tipo de asuntos hay bastante criterio formado a lo largo de todos estos años, con lo que sorpresas se esperan las justas”.

“En todo caso en la medida en que aparecieran datos objetivos que determinaran que una multiplicidad de candidaturas presentadas por Bildu pudieran ser continuidad de partidos políticos ya ilegalizados, el Supremo tendría la posibilidad de entender que todo el proyecto político responde a la misma filosofía, anular la globalidad de las candidaturas y no sólo aquéllas que objetivamente están contaminadas".

Sobre si Eta-Batasuna tuviera posibilidad de colarse en las elecciones después de la anulación de Bildu, Yurena asevera que no porque “el proceso electoral tiene ya definidas las candidaturas y lo único que se baraja ahora es la entrada o no entrada no de las candidaturas ya presentadas pero no habría posibilidad de incorporar nuevas”. En la misma línea, Requero considera que Batasuna “concurra a estas elecciones es imposible por los tiempos” y además no cree que “tengan un plan c”.

Sí cabe una remota posibilidad para que concurrieran a los comicios. Una vez se pronuncie el Supremo, Bildu podrá recurrir su decisión ante el Constitucional, que tendrá de plazo hasta la medianoche del 5 de mayo para emitir su veredicto, fecha en la que arranca la campaña electoral.

Asimismo, la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) contempla que las listas de Bildu puedrán ser impugnadas hasta el 12 de mayo si surgieran nuevos indicios que hagan sospechar de su vinculación con Eta. En ese caso, también, tras pronunciarse el Supremo será el Constitucional el que tenga la última palabra con un plazo que expira la medianoche del 20 de mayo, momento en el que empieza la jornada de reflexión.

El sindicalista y candidato de Bildu al Parlamento de Navarra Bikendi Barea (i), junto a la candidata de esta formación a la alcaldía de Alsasua, Garatzi Urrestarazu (d), durante la conferencia de prensa que han ofrecido hoy en Pampona en donde Barea ha afirmado que el comunicado de ETA con motivo del Aberri Eguna es "positivo" pero hay que "intensificar los pasos para que el alto el fuego sea verificable y permanente". EFE/Villar López


¿Se equivocó el Gobierno al no impugnar a la coalición en conjunto?
Uno de los asuntos más controvertidos y que ha supuesto el encontronazo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición es la decisión del primero de impugnar candidaturas y no a la coalición en su conjunto como pedía el PP. Una laguna jurídica explica el desaguisado.

“Es cierto que la Ley de Partidos sólo se pronuncia sobre partidos políticos como entidad jurídica, es decir, se prevé dentro del procedimiento darles de baja en el registro y la liquidación de sus bienes”, comenta Requero que añade que cuando hablamos de Bildu estamos ante “una coalición para concurrir a unas elecciones y por tanto no tienen personalidad jurídica y lo que sí se prevé en el régimen electoral general es la impugnación de candidaturas electorales presentadas por coaliciones pero no la coalición en cuanto tal”. Por ello, concluye Requero “que existe este obstáculo jurídico que es importante, digamos, que es un asunto en el que hay una laguna jurídica manifiesta”.

“Hay que tener en cuenta que los partidos políticos pueden ser ilegalizados por motivos muy concretos, sin embargo una coalición no”, dice Requero que argumenta además “que con la Ley de Partidos en la mano cabría una interpretación extensiva, es decir, aplicar la analogía y pensar que dónde dice partidos puede decir también coaliciones”. Sin embargo, el asunto se complica porque “las analogías hay que manejarlas con mucho cuidado cuando se trata de ampliar una medida restrictiva de derechos y, por otro lado, la clave está en que la coalición carece de esa personalidad jurídica que permitiría su baja de ningún registro y no se liquidan sus bienes”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.