www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Primer presidente norteamericano mexicano

jueves 26 de mayo de 2011, 17:02h
Hace muchos años en un mes de julio de la primera década del siglo pasado, en una remota comunidad serrana de Chihuahua, una familia de misioneros estadounidenses mormones tuvieron a su hijo, quien a la vuelta de los años llego a Gobernador de Michigan y precandidato a la Presidencia de los Estados Unidos. Ahora, cuatro décadas después, su hijo, técnicamente mexicano porque es hijo de una persona nacida en México, está en la posibilidad de ser el primer Presidente de los Estados Unidos, hijo de mexicano.

Me refiero en el primer caso al señor George Romney, quien hijo de misioneros mormones nació en la comunidad de Dublán en el año de 1907. Romney fue registrado como un niño nacido en territorio mexicano de padres norteamericanos. En la lógica jurídica de ese país, la nacionalidad se obtiene o bien por el hecho de nacer dentro del territorio norteamericano o bien, siendo hijo de padres estadounidenses sin importar el lugar o país del alumbramiento. Así pues, el señor Romney fue norteamericano para ellos y en la lógica de nuestras leyes, fue mexicano por nacimiento.

Romney tuvo una brillante carrera como empresario en Detroit, la ciudad del automóvil, donde dirigió una de las cuatro grandes -entonces eran GM, Ford, Chrysler y American Motors-. Al paso del tiempo busco y obtuvo durante dos periodos la gubernativa de Michigan y, no habiendo logrado la candidatura republicana a la Presidencia, apoyo en la elección de 1968 a Nixon con quien se desempeño como Secretario de Vivienda.

Ahora es el tiempo de su hijo, Mitt.
Al igual que sus padres, practica la religión mormona con sus severas restricciones y ascetismo. Ha sido un exitoso empresario que hizo redituables unos Juegos Olímpicos en Utah plagados de dispendios y déficits, para luego buscar y obtener la gubernativa por el partido republicano en el casi siempre democrática estado de Massachusetts.

Mitt busco hace cuatro años la candidatura republicana, ganando la primaria en Michigan, entidad con fuertes lazos familiares y sociales. Pero de allí no paso. A la larga fue el senador McCain quien fue a la competencia final y perdió.

Ahora Mitt ya anuncio la creación de su comité de auscultación y colecta preliminar de fondos para su campaña, si la hubiera. Quizá su competidor en la interna más fuerte puede ser el actual gobernador de Texas, Sr. Rick Perry.

De darse los escenarios, dentro de 18 meses podríamos estar viendo asumir la presidencia al hijo de un mexicano, aunque seguramente no tendría ni el reconocimiento del suceso -como ocurre con Obama quien oculta el origen de su padre africano-, ni ventaja alguna para nuestra nacionalidad o los mexicoamericanos residentes en aquel país.

Habría que decir que durante su mandato en Massachusetts, el joven Romney no se distinguió por apoyar ni a los hispanos ni a los migrantes. Ejerció como liberal y promovió grandes reformas a los servicios sociales y eliminó un pesado déficit heredado del gobierno estatal anterior.
Habrá que ver si pasa los filtros republicanos de la primaria y luego, que enfoque aborda hacia México, tierra donde misionaron sus ancestros y nació su padre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.