www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

Un plan de estabilización autonómica

jueves 02 de junio de 2011, 20:52h
El líder del PP, Mariano Rajoy, ha centrado el debate en las cuestiones que importan. El propio Zapatero ha tenido que salir a exigir a las comunidades gobernadas por el PP que cumplan el programa de Rajoy.
No es la primera vez que Mariano Rajoy presenta un programa de reformas. Pero es la primera vez que centran de este modo el debate, como ha pasado este viernes. La razón es clara. A ese programa están comprometidas nueve comunidades autónomas en que gobernará el Partido Popular con mayoría absoluta, que podrían ser hasta trece en función de los pactos electorales, o catorce si se suma Andalucía en un plazo de menos de un año. Y también está llamado a cumplirlo el poder local en manos del PP, que es mayoritario.

Primero el programa. Está basado en tres principios: Austeridad, transparencia y empleo. Vamos con ellos.

Austeridad. Los puntos principales son: Fijación de techo de gasto para las Comunidades Autónomas (ahora sólo está fijado un techo de déficit). Limitar el número de consejerías a un máximo de 10. Reducir las delegaciones territoriales de las CCAA. Reducir el número de altos cargos. Implantar un plan de redimensionamiento del sector público empresarial. Evitar duplicidades y solapamientos y fomentar la cooperación entre comunidades.

Transparencia. Sacar a la luz el verdadero estado de las cuentas públicas (tesorería, previsiones de ingresos y cobertura presupuestaria). Poner en marcha un portal de transparencia.

Empleo, con dos apartados: Plan de emprendedores: No subir los impuestos. Medidas de estímulo fiscal a los nuevos emprendedores. Agilización de trámites. Simplificación y unificación regulatoria. Lucha contra la morosidad. Y Educación: Reconocimiento del profesor como autoridad pública, evaluaciones externas y pruebas de nivel para asegurar la calidad del sistema y libertad de creación de centros.

Rodríguez Zapatero, que ha visto cómo el rival de su rival ha tomado la iniciativa, le ha dicho que lo que tienen que hacer sus comunidades autónomas es cumplir con los objetivos de déficit. Pero claro, para ello no basta con expresar un deseo, hay que tomar medidas encaminadas a ello, dentro de un plan coherente. Y eso no lo ha aportado Zapatero y sí Rajoy, con lo que lo del presidente se parece más a una pataleta.

El paro registrado bajó en mayo en 79.701 personas. Cayó, además, en todos los sectores, incluido el de la construcción. Es el tercer mes consecutivo en que desciende. Ahora bien, estamos en la época del año en que baja el paro. Volverá a subir a partir de agosto. ¿Cuál es el resultado si dejamos el dato libre de los efectos del calendario? Como recoge LibreMercado, el dato desestacionalizado muestra un aumento en 38.033 personas.

Moody’s ha rebajado la calificación de la deuda griega hasta siete escalones por debajo de “bonos basura”, en Caa1, lo cual asigna la misma probabilidad al impago que al servicio de la deuda. Moody’s tiene en cuenta las dificultades del Gobierno para llevar a cabo las reformas, las “inciertas perspectivas de crecimiento” y que no está cumpliendo con los objetivos de consolidación fiscal.

Pero ¿cuáles pueden ser las consecuencias de que Grecia llegue al impago? The Market Oracle dice que serían peores que las de la quiebra de Lehman Brothers. Los griegos tienen que recortar su nivel de vida entre un 30 y un 40 por ciento para hacer frente a sus deudas. Eso le llevaría del puesto 45 en PIB per cápita al entorno del 65, “lo que le pondría al nivel de Polonia, por debajo de Hungría y Eslovaquia y modestamente por encima de la bien gobernada Chile”. “Ni que decir tiene que el pueblo griego no votará democráticamente a favor de este resultado”. Con una moneda propia, el mismo resultado se habría obtenido con la devaluación: “Si el valor del dracma hubiera caído un 40 por ciento, el pueblo griego no podría hacer nada al respecto”. De hecho, la vuelta al dracma empieza a ser un clamor. Por otro lado, dado que el FMI y la UE insisten en cobrar antes que los bancos y que “Grecia tiene menos activos viables que Lehman Brothers”, el resultado es que los bancos europeos se quedarán colgados de la deuda griega.

Menos mal que el sistema financiero europeo se está reestructurando. Aunque, en realidad, no sabremos cómo está hasta que no veamos los resultados de las pruebas de estrés. Ya dijimos que todos los bancos alemanes habían pasado la prueba. ¿Qué es de los otros? Según nos cuenta el Financial Times, han mandado datos falsos al BCE, que ahora les exige que les mande los buenos. Es decir, los malos en el sentido de que la realidad no era tan rosa como habían dicho. Nada sabemos de si entre esos bancos están los españoles. Pero FT recuerda que en las pruebas de estrés del pasado año fallaron cinco entidades españolas, una griega y una alemana.

De hecho, según el gran especialista en teoría monetaria Gary North, los bancos centrales se enfrentan ahora a un dilema: O hiperinflación o la depresión dentro de la depresión. El desplome del crédito se produce como ajuste de un exceso de facilidad crediticia orquestado por los bancos centrales. ¿Cómo luchan ahora los bancos centrales contra el ajuste de la economía? Con la misma receta que causó la actual crisis: una política monetaria laxa. Eso evita el ajuste (que es lo doloroso), pero lleva, en última instancia, a la hiperinflación y con ello a la destrucción del sistema financiero y monetario. Por eso la OCDE insiste en que hay que subir los tipos, y ya. Y por eso Paul Volcker lanza el mismo mensaje. Pero si se suben los tipos se acelera el ajuste. Lo cual sanearía la economía pero a costa de tener, como en 1937, una depresión dentro de la depresión. Los temores del ECRI de una desaceleración global después del verano, ¿no es un anuncio ya de este desarrollo? No tendremos que esperar mucho para verlo.

Explicamos el otro día los términos de la negociación entre CEOE y sindicatos, con el Gobierno de angustiado árbitro, en relación con la verdadera reforma laboral, y no lo que aprobó el Gobierno el año pasado. ¿Cuáles son los términos de las propuestas de la CEOE, inaceptables para los sindicatos?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.