www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ante la captura de su capo

Los cárteles mexicanos, a por el territorio de "La Familia Michoacana"

miércoles 22 de junio de 2011, 11:25h
Ante la captura del capo de "La Familia", Jesús "El Chango" Méndez, el Gobierno mexicano teme que comience una disputa entre los cárteles rivales para apoderarse del territorio de esta debilitada organización criminal, que resulta una zona estratégica para los narcos que cada vez comienzan ha expandir sus tentáculos hacia Centroamérica; región que este miércoles se reúne para trazar un frente común contra el narcotráfico.
La captura del capo del cartel del narcotráfico La Familia, Jesús "El Chango" Méndez, abre una serie de interrogantes sobre el futuro de la organización criminal y del estratégico estado de Michoacán, zona receptora de embarques de precursores de drogas de diseño y cocaína, de acuerdo a analistas.

"El Chango" Méndez, cuyas fuerzas habían sido debilitadas desde principios de junio por enfrentamientos con policías federales y por una guerra intestina con otra facción de La Familia, bautizada Los caballeros templarios, fue detenido en el central estado de Aguascalientes, en un operativo sin disparos.

Al anunciar este arresto, el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), Alejandro Poiré, dijo en una rueda de prensa que con este golpe se "destruye la estructura de mando de esa organización criminal".

El capo compartía la cúpula de La Familia, una banda seudorreligiosa surgida en 2006, con Nazario Moreno, alias "El Chayo", hasta que éste murió a manos de policías federales a finales de 2010, aunque su cadáver nunca fue encontrado.

Este arresto va en dirección de la estrategia del presidente de México, Felipe Calderón, de descabezar a los carteles "bajo el supuesto de que se van a atomizar, debilitar y de que será menos violentos", dijo hoy a Efe el experto en temas de seguridad José Luis Piñeyro, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). "Pero hasta ahora no ha ocurrido, los carteles mexicanos se han recompuesto y siguen siendo seis o siete grandes", dijo Piñeyro.

En México operan los carteles de Sinaloa, Golfo, Sinaloa, Los Zetas, Juárez, La Familia, además de otros menos poderosos como los Arellano Félix y los Beltrán Leyva.

El especialista dijo que después de la captura de "El Chango" habrá que ver si La Familia se deshace o se rearticula con otros carteles para controlar una región clave en el tráfico de drogas.

Michoacán, con litoral en el Pacífico y campos clandestinos de marihuana y amapola, es un importante receptor de cocaína suramericana y de precursores para elaborar drogas de diseño en laboratorios enclavados en zonas serranas, desde los que se envían toneladas de estos estupefacientes al demandante mercado estadounidense.

En 2009 un delincuente detenido en uno de estos laboratorios reveló lo jugoso que resulta este ilícito negocio: por cada 75.000 dólares invertidos en la producción de estas drogas de diseño obtenía por su venta 225.000 dólares, es decir 200 por ciento de ganancia.

La Familia extendió su influencia desde Michoacán a los estados de Guerrero (sur), Jalisco (oeste), Guanajuato (centro) y Estado de México (centro). Fuentes periodísticas en Michoacán indicaron a Efe que el grupo que podría ocupar el lugar dejado por "El Chango" Méndez es el que dirigen Servando Gómez "La Tuta" y su aliado Enrique Plancarte, alias "La Chiva", quienes formaron en marzo pasado la organización de "Los caballeros templarios".

De hecho, "Los caballeros templarios" peleaban a sangre y plomo el liderazgo de la Familia a "El Chango" Méndez tras la muerte en diciembre pasado de Nazario Moreno.

Las mismas fuentes indicaron que "El Chango Méndez, quien en las últimas semanas había buscado aliarse al violento cartel de Los Zetas, tiene dos hijos, pero que por su corta edad no podrían liderar a La Familia.

Para Piñeyro la pregunta tras este arresto es si esto debilita al narcotráfico y garantiza la seguridad de la población, que en el último mes ha asistido estupefacta al espectáculo de decenas de cadáveres abandonados en calles de Morelia, capital de Michoacán, y de municipios como Lázaro Cárdenas (en el litoral Pacífico), Sahuayo, Jiquilpan y Paracho.

El especialista señaló que la estrategia de Calderón "es poco convincente" porque lo que se ve es la captura de capos pero no de los barones de "cuello blanco", los que lavan las ganancias del tráfico de drogas, ni de los prestanombres. "Falta ver por televisión a estas dos figuras detenidas para que veamos que la estrategia golpea el nervio financiero del crimen organizado", apuntó.

Cetroamérica le declara la guerra a los narcos

Ante la expansión de los cárteles mexicanos hacia Centroamérica, los países de la región se reunirán este miércoles en Guatemala para trazar una estrategia común contra el narcotráfico y las diversas expresiones del crimen organizado que cada día, en promedio, se cobra la vida de 17 centroamericanos.

Equipos técnicos y políticos especializados en temas de seguridad y justicia trabajaron durante el último año en el diseño de los planes y acciones que presentarán el miércoles y jueves próximos durante la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica.

La misma fue diseñada por la Comisión de Seguridad del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) bajo la supervisión de los Ministerios del Interior y Seguridad y los mandatarios de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Belice y República Dominicana.

"Por primera vez los países de la región damos un paso cualitativo en materia de seguridad, justicia y combate al crimen organizado, al pasar de las tradicionales declaraciones diplomáticas, hacia las acciones y planes técnicos concretos", dijo a Efe el ministro guatemalteco del Interior, Carlos Menocal.

Los Gobiernos de la región, precisó Menocal, "aceptaron que la única forma de enfrentar al crimen organizado es unificar y coordinar las acciones operativas", ya que se percataron de que cada país solo no tiene capacidad operativa, técnica ni financiera para "hacer frente a los poderosos grupos criminales".

Entre las personalidades que asistirán a la actividad y de quienes la región espera "importantes apoyos", destacan los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Colombia, Juan Manual Santos.

Así como de la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton; la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, Trinidad Jiménez; y el comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht.