www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

600.000 EUROS PARA LOS BANQUETES DE LOS MINISTROS EN LOS AVIONES FALCON

viernes 24 de junio de 2011, 12:53h
El presidente del Gobierno, sus ministras y ministros utilizan los aviones Falcon 900 para desplazarse. Cualquier pretexto es bueno. En lugar de viajar en las líneas aéreas, como todo el mundo, ministras y ministros usan y abusan de los aviones oficiales servidos por pilotos del Ejército del Aire. El despilfarro que eso supone está sin contabilizar. Sí sabemos lo que nos cuesta el catering que, pagado por todos los españoles, proporcionan a las ministras y a los ministros, almuerzos opíparos con salmón ahumado, caviar, jamón ibérico, champán, whisky de grandes marcas y otras exquisiteces. La factura de las comidas para ministras y ministros en los Falcon 900 asciende a 600.000 euros anuales, es decir, 100 millones de las antiguas pesetas.

A través de unos impuestos casi confiscatorios, los españoles debemos pagar aviones oficiales exclusivos, con todos los gastos que eso supone de adquisición, mantenimiento, amortización, gasolina y personal; y para mayor inri, esos 600.000 euros destinados a que las ministras y ministros se regodeen en los almuerzos a bordo.

Se comprende la indignación de infinidad de ciudadanos contra la clase política, que derrocha el dinero público a manos llenas y que vive en un paraíso de suntuosidad y despilfarros. El catering de los Falcon es el chocolate del loro, por supuesto. Pero hay tantos chocolates y tantos loros que el Estado no puede pagar las facturas, la crisis nos zarandea y la caravana del desempleo se prolonga hasta los 5.000.000 de parados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.