www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

“SIN PIERNAS, SIN BRAZOS, BANQUEROS A PEDAZOS”

lunes 04 de julio de 2011, 12:11h
En el 15-M predominó el sentido común, las buenas maneras, la apuesta por la convivencia, el rechazo de la violencia. Pero algunos infiltrados de la extrema izquierda y de grupos antisistema están desvirtuando la protesta constructiva con la que se inició el movimiento, justamente indignado por el derroche de los partidos y la lenidad de la clase política. El primer botón de muestra fue la agresión a los diputados catalanes cuando acudían al Parlamento.
Los indignados que se manifestaron el domingo en Madrid cruzaron los límites de la protesta razonable y propugnaron la violencia. Propusieron, por ejemplo, que a los dirigentes de una entidad bancaria de bien ganado prestigio en todo el mundo se les cortara el dedo meñique para que, en el futuro, cualquier negociador conociera de quién se trataba. Un escarnio que ofende a la ley y al Estado de Derecho.
Pero hubo más. En los aledaños de la Puerta del Sol, los indignados corearon este eslogan: “Sin piernas, sin brazos, banqueros a pedazos”. Y lo que es peor. Una de las portavoces vociferó: “Hoy solo son palabras, pero algún día serán hechos”.
Si el 15-M no quiere perder la respetabilidad deberá condenar estos excesos y reafirmarse en su propuesta de paz y no violencia. Son muchos los españoles, de las más diversas ideologías y edades, los que saludaron al movimiento con esperanza porque es necesario parar los pies a los partidos políticos y al despilfarro del dinero público al que se han entregado. Se puede, claro es, modificar la ley pero desde la ley, no desde la violencia. Los eslóganes proferidos el domingo por grupos de indignados no son de recibo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.