www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El alcalde de Buenos Aires

Mauricio Macri, el "dolor de cabeza" de Cristina Fernández

martes 12 de julio de 2011, 09:06h
Tras obtener el triunfo en los comicios municipales del domingo, el líder conservador y alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri se consolida como un referente de la oposición argentina, para seguir siendo "una piedra en el zapato" que incomoda la andadura del gobierno de la presidenta Cristina Fernández, aspirante a la reelección en las generales del próximo octubre.
El alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, vuelve a situarse como referente de la oposición luego de ganar las elecciones municipales del domingo con una importante ventaja para el balotaje con el peronista Daniel Filmus, candidato de la presidenta argentina, Cristina Fernández.

La victoria, que consolidó el predominio de la conservadora Propuesta Republicana en la capital argentina, es "una oportunidad" de acercar posiciones con "otros ciudadanos con los cuales puede haber diferencias", dijo el alcalde luego de indicar que recibió las felicitaciones de otros dirigentes opositores a la mandataria.

"Disfruto estos minutos que estoy viviendo y me parece mucho tiempo proyectar de acá a (las elecciones presidenciales de) 2015", matizó durante una rueda de prensa.

Azuzado por los periodistas, Macri evitó evaluar si su victoria sienta un precedente para las presidenciales de octubre, en las que Fernández es favorita a lograr la reelección en primera vuelta.

Pero el alcalde subrayó que la gente "está cansada" de las "actitudes descalificadoras" y del carácter de confrontación que se le atribuye a la mandataria.

El escrutinio final indica que Macri reunió el 47,08 por ciento de los votos con una ventaja de 19,3 puntos porcentuales frente a Filmus, con quien deberá disputar una segunda vuelta el 31 de julio en una reedición de la contienda que los enfrentó en 2007 y que llevó al dirigente conservador por primera vez a la Alcaldía.

En su cuarto y último año de mandato, el alcalde aumentó así su caudal electoral en 1,3 puntos porcentuales, mientras que Filmus lo incrementó en 4,03 puntos, aunque los analistas consideran que esto no le alcanzará para ganar el balotaje.

Propuesta Republicana, que no presentará candidato en las presidenciales de octubre, ganó en todos los distritos porteños y en diciembre próximo pasará a tener 26 bancas en la Legislatura local, dos más que ahora, si bien no logró alcanzar la mayoría propia.

La fuerza conservadora ganó, además, la elección de representantes por cada una de las quince comunas en las que se divide la ciudad y tendrá mayoría propia en una docena de ellas.

El peronista Frente para la Victoria de Filmus retuvo las siete bancas que puso en juego y sumó otras dos, con lo que se constituyó en la segunda fuerza en la Legislatura porteña, donde pasará a tener 12 legisladores.

Filmus logró casi el doble de votos que la lista de candidatos a legisladores (27,78 % frente a 13,84 %), en la que predominan jóvenes militantes del Frente para la Victoria impuestos por Fernández.

"En ningún momento ni hablamos con (Fernández) ni se nos ocurrió por un segundo no presentarnos al balotaje", aseguró el candidato elegido por la mandataria.

Dijo que hay "otras fuerzas que tienen sus miradas particulares, pero que coinciden" con su proyecto para Buenos Aires y que tales coincidencias "sin lugar a dudas" le pueden sumar votos para afrontar el balotaje con Macri.

"En algunos casos hablaremos con los dirigentes, y los dirigentes verán si nos van a acompañar. En otros casos le hablaremos a los vecinos que quieren el cambio", puntualizó Filmus.

Los grandes perdedores de este domingo fueron la socialdemócrata Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza parlamentaria del país, que reunió apenas el 2,06 por ciento de los votos, y la Coalición Cívica, formada por dirigentes de centroizquierda y centroderecha, que sumó el 3,32 por ciento.

"El 70 por ciento de los ciudadanos votó contra el candidato del Gobierno", subrayó Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, quien al igual que Ricardo Alfonsín, candidato presidencial de la UCR, felicitó a Macri.

El triunfo de 2007 situó a Macri como referente de la oposición a cuatro meses de las presidenciales que en octubre de ese año convirtieron a Fernández en sucesora de su marido, Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en octubre pasado.

Con una oposición fragmentada luego de la victoria en las legislativas de 2009, cuando le arrebató al Gobierno la mayoría propia en el Parlamento, Macri optó por renovar su mandato de alcalde en vez de aspirar a la jefatura del Estado, como quería. Varios analistas coinciden en que parte del electorado que votó a favor de Macri también lo hará por Fernández, pese a ser candidatos enfrentados.