www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPATERO Y EL PAPA

sábado 20 de agosto de 2011, 13:58h
Zapatero es un árbol caído y todos, casi todos, hacen leña de él. No he leído ni escuchado un solo comentario favorable a su visita al Papa. A pesar de su anticlericalismo radical, a pesar de su posición contra la Iglesia Católica, el presidente del Gobierno supo responder a las exigencias de su cargo y acompañó al Rey durante el acto en que España recibía con todos los honores de Estado al Santo Padre. Después se desplazó a la nunciatura para rendir visita a Benedicto XVI. Se merece Zapatero el aplauso. Al margen de las convicciones religiosas, aparte del oportunismo electoral, el presidente del Gobierno actuó con responsabilidad ante un hombre que ha movilizado en Madrid a más de un millón de personas. La patética manifestación anti-Papa no alcanzó la cifra de tres mil. Un completo ridículo, disimulado por los medios de comunicación adictos en torticera maniobra de manipulación.

Bien, por consiguiente, por Zapatero, que subrayó ante el Pontífice la plena vigencia de los acuerdos con la Santa Sede. La objetividad exige apartar el hacha del árbol caído y subrayar una actitud que enaltece al presidente del Gobierno. No era fácil desde sus principios ideológicos hacer lo que ha hecho. Pero lo ha hecho. Benedicto XVI ha expresado su satisfacción por la actitud de Zapatero y aunque su política anticristiana ha ocasionado muchos daños, conviene subrayar hoy su rectificación y el buen estilo político y personal al acudir a la nunciatura para ser recibido en audiencia por Su Santidad el Papa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.