www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

[i]COMETAS POR EL CIELO[/i], NUEVO DISCO

La Oreja de Van Gogh flirtea con la electrónica sin abandonar “la filosofía del grupo”

jueves 08 de septiembre de 2011, 18:09h
Con aire de cómic manga, enérgicos y con un estilo más electrónico. Así han vuelto los chicos de La Oreja de Van Gogh, que este jueves han presentado en rueda de prensa el que es su sexto trabajo de estudio, Cometas por el cielo.
Tras el aperitivo que supuso el single La niña que llora en tus fiestas, publicado el pasado 26 de julio, La Oreja de Van Gogh ha presentado este jueves el resto de Cometas por el cielo, el nuevo álbum de los de San Sebastián que muestra una cara diferente de la banda. Detrás del título del sencillo, que evoca la adolescencia, los amores impúberes y las lágrimas entre boles de ponche, se esconde un disco maduro, más enérgico y guitarrero de lo habitual.

Los sintetizadores y arreglos electrónicos que deambulan por el metraje del single ya hicieron saltar las alarmas entre los puristas del grupo. “Han dicho que nos hemos pasado a la electrónica o que ahora hacemos música disco”, ha explicado Leire Martínez, quien ha asegurado que “seguimos siendo La Oreja de Van Gogh y seguimos haciendo canciones como sabemos”.

La vocalista, que le tomó el relevo a Amaya Montero en 2008, cree que “es un disco redondo” en el que “cada canción está porque tenía que estar”, desde “baladas quizá más clásicas de La Oreja” hasta otras “con más fuerza”, como La niña que llora en tus fiestas.

Para Xabi San Martín el grupo ha sufrido una evolución “al contrario de lo que suele ocurrir en otros grupos”. “Algunas bandas, cuando llevan muchos años y muchos discos, se vuelven unos pesados de remate y hacen discos dobles con canciones de ocho minutos, una cosa apta sólo para insomnes”, ha ironizado el teclista.

Siguiendo la contrafórmula apuntada por San Martín, Cometas por el cielo saca al público a bailar, le insufla una píldora de vitaminas e invita a la sonrisa. El guitarrista de La Oreja, Pablo Benegas, ha descrito este trabajo como una experimentación de sonidos y ritmos que se convierte en necesidad después de trece años y seis álbumes. “No nos gusta quedarnos en la autocomplacencia de saber lo que funciona, siempre hemos intentado exigirnos”, ha señalado Benegas, para quien resulta fundamental “probar cosas nuevas” siempre y cuando “encajen con la filosofía del grupo”.

Aún así, el guitarrista ha reconocido que sabían “que había parte de apuesta” al sacar el single. Hay quienes han querido ver un cambio de estilo como rebote de la nueva producción, de la que se ha encargado por primera vez para el grupo el sueco Simon Nordberg, productor, entre otros, de Britney Spears. Benegas ha opinado que “no funciona lo de que venga un productor a cambiar el sonido, las canciones ya iban en una determinada dirección desde el local de ensayo y lo único que hizo Simon fue darnos el empujón que nos faltaba”.

“Somos unos moñas”
En lo musical, Cometas por el cielo innova en la textura y el color para dejar al final el sabor definitorio y ya indisociable de La Oreja de Van Gogh. En el mensaje, los donostiarras siguen buscando las mejores palabras para poner letra al amor. “Somos un poco moñas”, ha bromeado San Martín quien ha adelantado que, además de Cupido, la temática del disco abraza otros aspectos como “la esperanza” ante el “fin de ETA”, las adicciones o la homosexualidad.

“El discurso y la música tienen que ir evolucionando”, ha añadido Benegas. Ambos han coincidido en que la gente cambia mucho entre los veinte años que tenían cuando empezaron con aquel ya clásico Dile al sol y los treinta y cinco que cumplen ahora. “Abordamos los temas con una claridad y una valentía que antes no teníamos”, han asegurado.



Con respecto al crítico momento por el que atraviesa la industria musical, San Martín ha declarado tener la ambición de que, simplemente, se les escuche. “Nosotros ofrecemos pura música, no podemos decir a la gente que lo compre, cada uno verá”. Aún así, los donostiarras sí han querido dotar de un valor añadido al disco físico, ofreciendo un trabajo de arte impecable desarrollado por el ilustrador francés Serge Birault.

Cometas por el cielo promete el equilibrio sosegado entre la innovación y la seña de identidad de la banda, augura unos directos llenos de sorpresas y “buen rollo” y entrega con mimo una parte de cada uno de los cinco componentes puesto que, tal y como han reconocido, “es el disco en el que” han estado “más implicados los cinco, a partes iguales”.

El nuevo trabajo de La Oreja de Van Gogh se publica el próximo 13 de septiembre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.