www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUBALCABA ACOSA A RAJOY

martes 11 de octubre de 2011, 13:08h
He asistido a un desayuno con Alfredo Pérez Rubalcaba. El candidato socialista se ha expresado de forma mesurada y persuasiva. Ha lanzado varios golpes contundentes a Mariano Rajoy, que permanece impertérrito recostado sobre unas encuestas abrumadoramente favorables. No lo tiene fácil Rubalcaba. Está haciendo lo que puede, sorteando la apatía y el entreguismo de Zapatero. En todo caso, no ha perdido la capacidad de rubalmaquinar.
Rajoy ha propuesto una reducción de cincuenta diputados en el Congreso. No es un ahorro de envergadura pero sí simbólico y significativo. Rubalcaba no está en desacuerdo, aunque le ve a la medida daños colaterales. Pero ha contraatacado metiendo el bisturí en la herida por la que sangra Rajoy. Más de mil cargos políticos viven y prosperan pagados por los contribuyentes en las Diputaciones Provinciales, que no hacen otra cosa, salvo alguna excepción, que duplicar los trámites burocráticos. Basta y sobra con tres Administraciones: la central, la autonómica y la municipal. Pues, no. En España tenemos una cuarta innecesaria y parasitaria. Frente al ahorro de cincuenta diputados que propone Rajoy, el candidato socialista apuesta por suprimir los mil cargos que viven a expensas de unas Diputaciones Provinciales innecesarias.
El ciudadano medio sabe muy bien quién tiene razón: los dos. Hay que suprimir cincuenta diputados en el Congreso y mil cargos en las Diputaciones, es decir, terminar con la ficción de esas Diputaciones inservibles. La opinión pública está contra el despilfarro de la clase política. Por eso, entre los diez grandes problemas que atosigan a la ciudadanía, el tercero son los partidos políticos. Deberían actuar como solución a los problemas de los españoles y, con su voracidad económica y sus derroches, se han convertido en el tercero de los problemas que agobian a los ciudadanos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.