www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

estudio de la fundación cotec

El combate urbano centra la innovación en materia de defensa

miércoles 19 de octubre de 2011, 14:08h
La Fundación COTEC para la innovación tecnológica ha presentado este miércoles un estudio sobre "Innovación en defensa y seguridad". En el acto han participado el general de división José Luis Orts, director del Instituto Tecnológico de La Marañosa, el experto en seguridad y defensa de la empresa pública ISDEFE Carlos Martí y el ex ministro de Defensa y presidente de TEDEA Julián García Vargas. El combate urbano, las sinergias entre la investigación militar y la civil, y el importante impacto positivo en la economía han sido sólo algunos de los perfiles tratados sobre la innovación en defensa y seguridad.
En el año 2025, el 50 por ciento de la población vivirá en ciudades y, por tanto, el combate será urbano. Por eso es ahí donde mira todo el mundo en el sector de la innovación en defensa y seguridad. Es una de las claves que ha ofrecido el general de división José Luis Orts, director del Instituto Tecnológico de La Marañosa (ITM), durante la presentación del estudio publicado por la Fundación COTEC sobre “Innovación en Defensa y Seguridad”.

En opinión del general Orts, “innovar significa conseguir algo nuevo que aporte valor añadido al cliente, es decir, que resuelva un problema”. En lo que a defensa y seguridad se refiere, ese cliente es, como objetivo último, el soldado que está, por ejemplo, en Afganistán. A la protección de estos efectivos se dirige la mayor parte de las investigaciones que se concretan en los sectores de la robótica, la defensa frente a las amenazas NBQ (nuclear, biológica y química), la ciberdenfensa, la generación de energía, el uso de nuevos materiales y el estudio del factor humano (situaciones de estrés, mejora del rendimiento, etc).

Otra de las claves sobre la innovación en el campo de la seguridad tiene que ver con el trabajo dual que se desarrolla en centros como el ITM y que se traduce en el uso tanto militar como civil de las tecnologías desarrolladas (sólo entre el 5 y el 8 por ciento de la tecnología no es dual, entre otras cosas, por cuestiones de seguridad nacional). Y no sólo de las tecnologías. Porque, tal y como ha explicado el general Orts, la innovación produce tangibles, pero también procesos, conceptos y doctrinas. Es justo ese campo de desarrollo y experimentación de conceptos uno de los que está desarrollando la OTAN apoyándose en la simulación.

PIE DE FOTOLa necesidad vital de innovar para las Fuerzas Armadas y el carácter dinámico de las mismas orienta las investigaciones hacia la obtención de los productos demandados en el campo de operaciones así como de nuevos sistemas y equipos. Todo ese trabajo va más allá del mero soporte a las Fuerzas Armadas y, según ha explicado el experto en seguridad y defensa de la empresa pública ISDEFE (Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España) Carlos Martí, potencia la base industrial nacional en áreas tecnológicas que, en última instancia, pueden generar actividades industriales y negocios con importante impacto positivo en la economía y la competitividad de nuestro país. La innovación en defensa, de la que se exporta en torno al 65 por ciento, genera además empleo de alta cualificación y se calcula que un puesto de trabajo creado en este sector genera otro en el civil.

Pero la innovación en defensa se encuentra con algunas barreras. Carlos Martí ha citado la necesidad de personal cualificado y de medios sofisticados así como la elevada magnitud de los proyectos. También se encuentra dificultades de financiación –principalmente asumida por los Ministerios de Industria y Defensa- dado lo incierto, complejo y arriesgado de la actividad. De ahí la necesidad de diálogo permanente entre la administración y el sector empresarial.

PIE DE FOTOY en este terreno ha “impartido doctrina” el ex ministro de Defensa Julián García Vargas, presidente de TEDAE (Asociación española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio). En su opinión hay dos prioridades: hacer una lista de las capacidades industriales que las que queremos podemos ser competitivos, y estar muy atentos a la Estrategia Europea de Defensa aprobada el pasado año. García Vargas, que ha reconocido que al menos cuatro empresas de su asociación se están viendo afectadas por los retrasos de la administración en sus obligaciones de pago en 2011, ha subrayado la necesidad de diversificar, exportar y modernizar para sostener las compañías tecnológicas. El ex ministro ha coincidido con el general Orts en que el combate urbano será importantísimo en los próximos años y ha insistido en que el trabajo de innovación en protección es muy relevante, pero no sólo en protección del soldado sino también en materia de precisión para reducir el número de las llamadas “víctimas colaterales” y en protección de los ciudadanos frente al terrorismo o el narcotráfico armado.

Junto al general Orts, a Carlos Martí y a Julián García Vargas han presentado el estudio “Innovación de Defensa y Seguridad” Juan Mulet, director general de COTEC, y Manuel Zahera, director de promoción de COTEC.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios