www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

“la victoria de un clamor social”

¿Desaparecerá de forma definitiva Educación para la Ciudadanía?

domingo 06 de noviembre de 2011, 14:35h
El PP ha dicho en su programa electoral que va a sustituir la asignatura de Educación para la Ciudadanía por "otra cuyo contenido esté basado en el aprendizaje de los valores constitucionales y en el conocimiento de las instituciones españolas y europeas". Pero, ¿significa que desaparece definitivamente? Las asociaciones contrarias a la asignatura creen que sí y, aunque los tachan de "victoria de un clamor social", también "esperarán al desarrollo" y estarán "atentas" a que se haga efectivo lo prometido por el PP, si gobierna.
Desde que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero obligó por ley a que se impartiera en todos los colegios de España la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), muchas asociaciones han denunciado el carácter ideológico y adoctrinador de unos contenidos que atentaban contra el derecho constitucional de los padres a elegir la enseñanza que quieren para sus hijos.

Ahora, el punto 12 de las medidas incluidas en el epígrafe 2.1. Educación de calidad para todos del programa electoral del PP dice: “Elevaremos la formación cívica de los alumnos, sustituyendo la asignatura educación para la ciudadanía por otra cuyo contenido esté basado en el aprendizaje de los valores constitucionales y en el conocimiento de las instituciones españolas y europeas”.

Pero, ¿significa esto que desaparece definitivamente la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC)?

La secretaria general y de Comunicación de Profesionales por la Ética, Teresa García-Noblejas, cree firmemente que sí: “Así lo hemos entendido. Creemos que va a desaparecer EpC porque el PP dice que la va a sustituir por una educación cívica y porque, si no, habrían hablado de un cambio de contenidos o de una modificación de la asignatura”.

Ahora, añade, “esperarán al desarrollo”, pero sabían que “no podía ser un cambio o un maquillaje, porque la asignatura no son solo contenidos, también son objetivos y criterios de evaluación, es decir, son un conglomerado en el que no es fácil de separar una parte de la otra”. “Estamos muy contentos, estamos de enhorabuena, ojala lo podamos celebrar, porque responde perfectamente a lo que hemos pedido desde el principio”, concluye García-Noblejas.

Por su parte, la presidenta de la Federación España Educa en Libertad, Marisa Pérez Toribio, se expresa en la misma línea: “Entiendo, tal y como lo han explicado, que es supresión de esa asignatura y que luego lo que introduzcan será otra cosa. Esperamos que lo nuevo sea una asignatura de corte absolutamente objetivo en sintonía con las instituciones europeas, que no tiene nada que ver, desde luego, con lo que se ha hecho desde este Gobierno”.

Así, España Educa en Libertad espera que “el PP, si llega a tener la responsabilidad de gobierno, acometa cuanto antes esas medidas, algunas de las cuales ha concretado en su programa electoral, adquiriendo desde este momento un compromiso, por escrito, con los ciudadanos”.

Toribio ha querido mostrar su satisfacción, “aunque estaremos después atentos a que se hagan efectivas las medidas que dicen. Nos toca seguir ahí, esto es una carrera de fondo”, explica la responsable de esta federación nacional, que lleva mucho tiempo reclamando la supresión de esta asignatura, el respeto a la libertad de las familias y una reforma en profundidad del sistema educativo.

PIE DE FOTO

Imagen del II Encuentro Nacional de Objetores a Educación para la Ciudadanía. Foto: Efe


Objetores: la victoria del clamor social
En este sentido, la plataforma cívica Profesionales por la Ética, que también ha defendido los intereses de los padres objetores a esta asignatura, lo ve como una “victoria del clamor social por la libertad frente a la ideología”. Así lo ha señalado su presidente, Jaime Urcelay, que apunta que “con este importante paso se eliminaría un conjunto de asignaturas diseñadas para el adoctrinamiento ideológico”.

Igualmente, ha asegurado que la asociación seguirá trabajando “para asegurar que los procesos de reingeniería social realizados desde el poder llegan a su fin, instando a gobiernos y administraciones a buscar el bien común de la sociedad evitando servir a sus intereses partidistas y proyectos ideológicos”.

“Muy positivo”
Desde Hazteoir.org se ha calificado de “muy positivo” que propongan sustituir EpC por otra asignatura cuyo currículo esté basado en el estudio de la Constitución y se ha destacado que los compromisos del PP “apuntan en la dirección adecuada, tanto para incrementar la calidad de la enseñanza como para garantizar a los padres el ejercicio de sus derechos en relación con la formación integral de los hijos”.

Además, ve con buenos ojos el intento de garantizar a las familias la libertad de elección de la lengua vehicular, pero tacha de “inaceptable, por insuficiente”, que el programa se haya limitado a proponerse “reforzar” el ejercicio del derecho de los padres a elegir el centro educativo para sus hijos, ya que, matiza, “la Administración tiene el deber de ‘garantizar’ ese derecho, algo que sería mucho más factible mediante la implementación del cheque escolar”.

Libertad de elección de la familia
En este sentido, el punto 11 del citado epígrafe del programa electoral de los populares señala: “Reforzaremos la libertad de elección de las familias promoviendo una educación pública de calidad, y una oferta formativa de iniciativa social que responda a las demandas plurales de las familias”.

La secretaria general y de Comunicación de Profesionales por la Ética entiende que cuando desde el PP hablan de impulsar la iniciativa social se refieren a “dar más facilidades para la creación de nuevos centros educativos” y recuerda que “un ejemplo es la Administración andaluza, que sistemáticamente niega permisos de creación de nuevos centros, bien de una cooperativa de padres o de una congregación religiosa o de cualquier otra institución”.

¿Qué pasa con los objetores?
Por otra parte, Urcelay también ha hecho especial hincapié es que la supresión de la asignatura “no hubiera sido posible sin el testimonio y el coraje permanente de padres, alumnos y asociaciones que han luchado durante ya casi 5 años por su libertad y la de todos los ciudadanos movilizándose, sufriendo acosos de todo tipo curso tras curso”. Así, ha recordado que el conflicto ocasionado por EpC ha dado lugar a casi 55.000 objeciones y miles de procedimientos judiciales (incluyendo la demanda de 400 padres y alumnos ante el Tribunal de Estrasburgo) y la denuncia de las asignaturas ante una decena de foros internacionales.

Luego, Teresa García-Noblejas explica que hay casos de personas a las que les ha llegado el suspenso, pero no les ha afectado a la titulación, pero “también hay muchos procesos judiciales que no se van a ver paralizados porque esto de sustituir EpC lleva unos meses y este curso escolar avanza y va a terminar con la asignatura”. Añade que, de cara al curso 2012-2013, con la sustitución, esta asignatura ya será otra cosa, “pero de momento, lo único que podemos seguir haciendo nosotros con este asunto es más presión mediática y política pensando que si en sus comunidades autónomas tienen este problema, ellos mismos lo van a cambiar”.

A este respecto, desde España Educa en Libertad concluyen que las comunidades gobernadas por el PP “tendrán que ser coherentes y adoptar con urgencia las medidas precisas para solucionar los casos de aquellos alumnos objetores que se enfrentan actualmente a situaciones especialmente delicadas llegando a ponerse, incluso, en riesgo su titulación”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios