www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica política

Rajoy, al frente del proyecto España

lunes 21 de noviembre de 2011, 00:31h
La inapelable victoria del Partido Popular en las elecciones generales, en las que ha obtenido la mayoría absoluta en las dos cámaras, tiene una consecuencia inmediata: el nombramiento de Mariano Rajoy como el sexto presidente de España de la democracia. Por delante, Rajoy tendrá una ardua labor, con un país en crisis, con la mayor tasa de desempleo de la UE y con la economía al borde de un rescate financiero.
Histórica victoria del PP y derrota histórica del PSOE. Mariano Rajoy será el próximo presidente del Gobierno al haber ganado las elecciones de este 20 de noviembre con unos resultados aplastantes: 186 diputados frente a los 110 obtenidos por el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Y en su primera comparecencia pública tras conocerse los resultados del escrutinio, el máximo dirigente del PP ha sido fiel al guión que le ha llevado a La Moncloa. Lejos de caer en el triunfalismo, ha insistido en un mensaje institucional en las ideas que ha proclamado durante toda la campaña electoral y que a partir de este lunes va a aplicar. Trabajo sin descanso para sacar a España de la crisis, con un llamamiento a la unidad de todos los ciudadanos y de todos los partidos, con el fin de que nuestro país vuelva a crear empleo , "sin que nadie se sienta excluido de la tarea común".

Las encuestas no han fallado y no ha sucedido ningún acontecimiento de última hora que hubiera podido provocar un vuelco electoral. Al revés, la formación dirigida por Mariano Rajoy ha conseguido los mejores resultados de su historia al obtener 186 diputados en las elecciones generales celebradas este domingo y en las que el PSOE no sólo no ha conseguido arañar un sólo voto al PP sino que ha obtenido los peores resultados desde la vuelta de la democracia tras la muerte de Francisco Franco. "Resultados espectaculares -según analistas políticos consultados por este diario- para los ganadores y los perdedores que demuestran hasta qué punto los españoles querían un cambio de lo que han significado las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero y de lo que quería Alfredo Pérez Rubalcaba para este país. Y un mensaje de absoluta confianza hacia Mariano Rajoy y sus propuestas de cambio".

Los resultados han dejado otras lecturas, algunas de ellas "no muy agradables", según los mismos medios. Una de éstas es la vuelta de los proetarras al Congreso de los Diputados, a través de Amaiur, después estar fuera de la Cámara Baja durante la última década. Y regresan con grupo parlamentario propio, al haber obtenido siete escaños en el País Vasco y Navarra, "con lo que eso significa respecto a las subvenciones y asignaciones de fondos públicos que recibirá la formación abertzale". Palo también para el PNV, que se ve convertida en la segunda fuerza política del País Vasco, con cinco escaños frente a los seis de Amaiur en esa Comunidad, y para el PSE de Patxi López, que logra sólo cuatro parlamentarios.

Andalucía, por el contrario se ha convertido en una de las grandes satisfacciones para los populares en esta cita electoral. Fuentes de este partido destacan que "ya no es el último bastión del PSOE, tal y como demuestran los resultados de la cita con las urnas". El PP ha logrado la victoria en todas las provincias de esta autonomía excepto en Sevilla, donde ha obtenido cinco escaños frente a lo seis de los socialistas. Pero aún así, el presidente de la Junta andaluza, José Antonio Griñán, ha admitido que lo resultados de su partido hoy son también los peores cosechados en Andalucía, donde nunca el PSOE había sido derrotado por el PP en una elecciones generales. "Un dato muy importante a tener en cuenta dentro de menos de cuatro meses, cuando se celebren los comicios autonómicos en esa Comunidad y que tal como están las cosas es muy probable que se conviertan también en otro desastre electoral para los socialistas", señalan las fuentes consultadas.

Y cara y cruz en las intervenciones de Rajoy y Rubalcaba ante sus fieles tras conocer los resultados de este 20-N. El presidente del PP y próximo jefe del Ejecutivo, haciendo uso de un tono institucional y lejos de caer en el triunfalismo, ha sido muy claro sobre su victoria: "Nadie tiene que sentir inquietud alguna; no habrá más enemigos que el paro y la crisis". Rajoy no se ha olvidado de todos aquellos que lo están pasando mal porque han perdido su trabajo o malviven con una pensión o un subsidio de desempleo: "Que nadie tenga duda de que todo lo que humanamente podamos hacer por su situación lo haremos". El próximo presidente del Gobierno ha insistido repetidamente en que quiere contar con todos para esta nueva etapa, en lo que los analistas consultados por este diario consideran "un guiño en toda regla hacia el PSOE. En una situación de crisis nacional, Rajoy no quiere prescindir de nadie que pueda aportar ideas y quiera trabajar para recuperar el empleo". En este sentido ha anunciado que convocará a todas la autonomías a una reunión para intentar consensuar políticas para la creación de puestos de trabajo o la reducción del déficit público.

Desde el balcón de la sede de Génova ha asegurado a sus seguidores que "mañana por la mañana estaré ya aquí trabajando". Otro de los puntos claves de mensaje institucional ha sido la afirmación de que recuperará el prestigio de España a nivel a internacional y la volverá a colocar en el lugar que la corresponde en el plano internacional, devolviendola la fortaleza que nunca debió perder y que ha sido otra de las causas de la graves crisis económicas y el acoso de los mercados que sufre nuestro país.

El candidato socialista, en apenas cuatro minutos, se ha limitado a felicitar a Rajoy por su victoria, pero también a pedir medidas internas dentro de su partido tras este descomunal batacazo. Con gesto serio, pidiendo silencio ante los gritos de apoyo pronunciados hacia él por los escasos seguidores que se encontraban en la sede de Ferraz, Alfredo Pérez Rubalcaba ha anunciado que ha pedido a José Luis Rodríguez Zapatero, máximo responsable del PSOE, que convoque un Congreso Federal ordinario "lo antes posible" para elegir a un nuevo secretario general del partido. Por cierto, los resultados por Carme Chacón en Cataluña tampoco parece que la vayan a ayudar mucho si quiere postularse a ese cargo.

Un aspecto importante que destacan los analistas políticos consultados por "El Imparcial". Mariano Rajoy ha pedido que la transición entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el suyo se haga de forma "modélica". Este aspecto va a originar, según las mismas fuentes, momentos de tensión en los próximos días, pues el actual Ejecutivo se mantendrá en funciones por espacio de casi un mes. Y durante este tiempo, además de los posibles ataques que puede volver a sufrir nuestra economía, "porque nadie dice que con las elecciones se hayan acabado acosos como los de esta semana", está prevista la celebración de un Consejo Europeo al que asistirá Zapatero. La Constitución no establece plazos para el cambio de Gobierno, sino que éstos los marcan los reales decretos de convocatoria de elecciones y de disolución de las Cortes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.