www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Don Felipe en La Moneda

"Admiramos la capacidad de Chile para sobreponerse a las dificultades"

miércoles 23 de noviembre de 2011, 09:47h
El Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, durante una cena en su honor en el Palacio de la Moneda en Santiago de Chile, elogió el esfuerzo del presidente Sebastián Piñera, por consolidar los avances políticos y económicos alcanzados por el país desde el restablecimiento de la democracia, a la vez que reconoció que ve admirado la capacidad y la resolución de la nación suramericana para sobreponerse a las dificultades.
El príncipe Felipe de Borbón elogió en Santiago el esfuerzo del presidente Sebastián Piñera por consolidar los avances políticos y económicos alcanzados por el país sudamericano desde el restablecimiento de la democracia.

"Conocemos el compromiso de vuestro Gobierno por continuar y profundizar en la senda del desarrollo económico, el bienestar y la mejora de las condiciones de vida del pueblo chileno y afianzar los logros alcanzados durante los últimos años", dijo Don Felipe.

El heredero de la Corona española y doña Letizia, iniciaron este martes su primera visita oficial a Chile, durante la cual sostendrán reuniones con personalidades políticos, económicas y culturales, y visitarán el observatorio astronómico de Paranal, en la región de Antofagasta.

En un discurso pronunciado durante la cena en su honor celebrada en el palacio de La Moneda, Felipe de Borbón recordó las numerosas ocasiones en que ha visitado Chile.

"En la primera de ellas tuve el privilegio de conocer sobre el terreno los delicados y exitosos esfuerzos de recuperación democrática" de un país que desde entonces ha protagonizado "varios relevos democráticos".

"Tanto Chile como España atravesaron momentos difíciles en el pasado y demostraron su solidaridad mutua ofreciendo su hospitalidad a los ciudadanos de uno y de otro país. Hoy son muchos los españoles que viven en Chile y muchos los chilenos radicados en España", señaló.

Don Felipe recordó que la última vez que visitó el país, para asistir a la toma de posesión de Sebastián Piñera, Chile acababa de sufrir un terrible terremoto. "Hoy constatamos admirados la capacidad y la resolución de Chile para sobreponerse a las dificultades", añadió.



Tras recordar que el pasado año Chile "celebró con legítimo orgullo los doscientos años de su independencia", el príncipe de Asturias se refirió a la admiración de España por el avance económico alcanzado por este país en los últimos años.

"Nuestras empresas y nuestros profesionales ven el desarrollo económico chileno con gran optimismo (...), al mismo tiempo, recibimos con ilusión y confianza la presencia creciente de Chile en España", apuntó.

El heredero de la Corona española también aludió a "los momentos de transformación" que vive América Latina, con "una pluralidad de iniciativas de construcción regional" que desde España son vistas "con el máximo interés y voluntad de colaboración".

Recordó que el próximo año, ambos países serán anfitriones de importantes reuniones para abordar los desafíos que enfrentan Europa e Iberoamérica.

La primera de ellas será la VII Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe, que se celebrará en Chile en junio próximo, y posteriormente la ciudad española de Cádiz albergará una nueva Cumbre Iberoamericana, coincidiendo con el Bicentenario de la Constitución española de 1812.

Por su parte, el presidente Piñera destacó la "relación filial" que une a ambas naciones y aseguró que "los chilenos admiran a España, la madre patria".

En un discurso lleno de referencias a la conquista de este territorio por Pedro de Valdivia y la narración épica plasmada en el poema de Alonso de Ercilla "La Araucana", Piñera citó también a Miguel de Unamuno cuando dijo que "la Compañía de Jesús y la República de Chile son las dos grandes hazañas del pueblo vascongado".

"De esa forma -dijo- se fue forjando una nueva raza, fruto del mestizaje, de la doble intención de conquistar y también de evangelizar". Tras recordar que Chile acogió a muchos españoles tras la Guerra Civil sin preguntarles a qué bando pertenecían, el mandatario subrayó que con el paso del tiempo los lazos entre Chile y España se han ido fortaleciendo.

Piñera hizo alusión al temblor que la madrugada de este martes afectó a la zona centro del país y el que horas más tarde afectó a la región norteña de Antofagasta, que los príncipes de Asturias visitarán el próximo jueves.



En este punto, el presidente recordó que la última vez que el don Felipe estuvo en Chile fue para asistir a su toma de posesión y que en aquella ocasión la tierra también tembló. "Su alteza real, a diferencia de otros dignatarios, supo mantener el temple cuando la tierra se movía bajo sus pies", bromeó.

El presidente Piñera agradeció el apoyo de España para que Chile ingresara como miembro pleno en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) así como la ayuda prestada para salir adelante tras el terremoto de febrero de 2010.

Los fantasmas del terremoto de 2010

Entre tanto, un temblor de 5,6 grados de magnitud sacudió este martes las regiones de Valparaíso, Santiago, O'Higgins, Maule y Bío Bío, sin ocasionar víctimas o daños visibles, según informaron las autoridades.

Esas cinco regiones fueron afectadas el 27 de febrero de 2010 por un terremoto de 8,8 grados que causó 524 muertos, 800.000 damnificados y daños por 30.000 millones de dólares.

La sacudida de tierra se produjo a las 04:41 horas de este martes (07:41 GMT) y su epicentro se localizó a 42 kilómetros al oeste de Santa Cruz y a unos 170 al suroeste de Santiago, en la región de O'Higgins, informó el Instituto Sismológico de la Universidad de Chile.

El hipocentro del fenómeno telúrico se situó a 41,1 kilómetros de profundidad, añadió el organismo. En tanto, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), indicó que en la región del Maule, el sismo se percibió con una intensidad de cinco grados de la escala internacional de Mercalli en Talca, la capital regional, en Curicó y Río Claro y de cuatro en Cauquenes, Chanco: Constitución, Iloca, Linares, Parral, Pelluhue, Pencahue, San Javier, y Villa Alegre.

En O'Higgins, las intensidades fueron de cuatro grados en Rancagua, la capital regional, en Litueche, Mostazal, Navidad, Paredones, Navidad, Pichilemu, Rengo, Requínoa y San Fernando y de tres en otras localidades de la zona.

En la región metropolitana de Santiago, la intensidad fue de cuatro grados en la capital del país, lo mismo que en Melipilla, Pirque y San José de Maipo y de tres en otras localidades.

En la región de Valparaíso las intensidades fluctuaron entre dos y tres grados, lo mismo que en Bío Bío, a 500 kilómetros al sur de Santiago. Antes, a las 03:26 horas (06:26 GMT), la misma zona fue sacudida por un temblor de 4,2 grados, con su hipocentro a 37,1 kilómetros de profundidad, según la Universidad de Chile, que fue percibido en las regiones de O'Higgins y Maule con intensidades de entre cuatro y dos grados en la escala de Mercalli.

Otro temblor, de 4,3 grados de intensidad, se registró a las 04:10 horas (07:10 GMT) en la región del Bío Bío, con su epicentro bajo al mar, a 90 kilómetros al oeste de Lebu y a unos 650 al suroeste de Santiago, informó la Universidad de Chile.