www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Elecciones marroquíes en el Sahara Occidental

Fracaso del Polisario y de Fuad el Himma en Marruecos

domingo 04 de diciembre de 2011, 11:51h
Las elecciones legislativas que acaban de tener lugar en Marruecos han supuesto una excepcionalidad en el territorio del Sahara Occidental por sus resultados, por la participación en las urnas y por el significado político. Las dos opciones extremas, independencia y anexión forzosa, representadas por el Frente Polisario y el partido marroquí de la Autenticidad y la Modernidad (PAM), han sido las grandes perdedoras.
En una carta dirigida al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, el líder del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, había denunciado el pasado día 21 de noviembre la inclusión de “los territorios no autónomos” del Sahara en el mapa electoral marroquí. Según Abdelaziz, el expediente sigue en la agenda de la Cuarta comisión de la ONU que se ocupa de la descolonización y, por lo tanto, su introducción en las Elecciones marroquíes constituye “una violación del derecho internacional”.

La posición defendida por el movimiento independentista saharaui no ha cambiado respecto al conflicto. Sin embargo, lo que resulta sorprendente es que el Polisario denunciase la realización de dichas Elecciones en el territorio sólo a cuatro días de su celebración, lo que hacía imposible cualquier reacción por parte de las Naciones Unidas para impugnarlas.

Paralelamente a esta denuncia, el movimiento independentista dejó clara su postura favorable a la abstención electoral, si bien no adoptó ninguna posición oficial para no aparecer dando un respaldo al proceso electoral. La realidad ha sido en cambio que las Elecciones se han celebrado en los territorios del Sahara y que la afluencia a las urnas ha sido mayor que la media en todo Marruecos. Oficialmente la participación electoral ha sido de un 45% en Marruecos; en las circunscripciones electorales del Sahara ha oscilado entre el 50% y el 65%.

El presidente del independentista “Consejo nacional saharaui” Jatri Aduh, ha hablado de “abstención masiva” de los ciudadanos saharauis en el escrutinio, aunque sin ofrecer ninguna cifra, aludiendo a que “Marruecos siempre infla los números y en especial cuando se trata de los territorios ocupados del Sáhara Occidental”. Algo que era habitual en todos los escrutinios electorales anteriores, donde las cifras iban del 60% al 70% de media en Marruecos, y del 80% al 90% en los territorios del Sahara. La expectativa suscitada en las filas del Polisario era de una abstención flagrante y masiva, que no se ha producido.

En cuanto a los resultados, también han sido diferentes a los registrados globalmente en el reino. El ganador de las elecciones en el Sahara ha sido el partido nacionalista Isticlal con 4 de los 11 diputados elegidos. En segunda posición vienen el partido islamista PJD con dos escaños, y la Reagrupación Nacional de Independientes (RNI) con otros dos.

El gran perdedor en expectativas electorales ha sido el Partido de la Autenticidad y la Modernidad (PAM), una formación política creada exnihilo por el antiguo compañero de pupitre del rey Mohamed VI, Fuad el Himma, y que tan solo ha conseguido un escaño en el Sahara. A pesar de que El Himma designó como cabeza visible del partido a un saharaui, Mohamed Cheij Biadillah, hijo de un combatiente nacionalista y hermano de un dirigente del Frente Polisario, el fracaso del PAM ha sido total.

Cheij Biadillah no consiguió ni siquiera encontrar candidatos para su partido en su ciudad natal Semara donde el PAM no pudo presentarse, así como tampoco en Ausserd. De las cinco provincias electorales en el Sahara occidental, el PAM solo consiguió candidatos en Laayún, Rio de Oro y Bojador. Fue en esta última donde obtuvo su escaño.

El castigo de los electores al PAM se explica entre otras cosas porque fue este movimiento quien maquinó la trama en contra de la activista saharaui Aminatu Haidar en diciembre de 2009 impidiéndola aterrizar en Laayún procedente de Canarias, donde protagonizó una huelga de hambre que generó una grave crisis política y que afectó seriamente a la imagen de Marruecos ante la comunidad internacional. El PAM es visto por los electores en el Sahara, muchos de ellos marroquíes llegados al territorio después de 1975, como la encarnación del “partido anexionista del territorio”. “Al PAM le preocupa la geografía y no la población”, dicen.

El islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) ganador de las elecciones en Marruecos y cuyo Secretario general Abdelilah Benkiran ha sido designado por el rey como Jefe de gobierno, ha mostrado en cambio tener una mayor implantación en el Sahara. Ha estado presente en todas las circunscripciones y conseguido dos diputados, uno en Laayún y otro en Dajla, la antigua Villa Cisneros.

Se esperan con expectativa las primeras medidas del futuro gobierno islamista de Rabat hacia los territorios del Sahara Occidental. En particular una disminución de la presión securitaria y policial de la región. Hasta ahora la gestión de los asuntos del Sahara ha sido prerrogativa casi exclusiva del ministerio del Interior marroquí, de su policía política, de las Fuerzas Auxiliares y de las Fuerzas Armadas, aunque estas últimas procuran no intervenir en los asuntos internos locales.

El recuerdo del campamento instalado en las afueras de Laayún, en Gdeim Izik, en noviembre de 2010, y su desmantelamiento por la fuerza, sigue vivo en el imaginario popular. Un grupo de 30 presos saharauis, encarcelados en Salé, en espera de juicio, están en huelga de hambre ilimitada. Exigen al gobierno “el respeto de la legalidad internacional en lo que se refiere al tratamiento de los reclusos y el respeto a las normas que garantizan un juicio justo y equitativo”. La cuestión que se plantean muchos saharauis es la de saber si los futuros ministros de Justicia y de Interior serán capaces de hacer frente a esta situación, o si seguirá prevaleciendo “el partido de la anexión forzosa” en la gestión del conflicto del Sahara.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios