www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Para atacar a EEUU

Venezuela, Cuba y la presunta trama del ciberterrorismo iraní

martes 13 de diciembre de 2011, 12:43h
Cuba y Venezuela vuelven a situarse en el punto de mira de la opinión pública estadounidense, luego de que la cadena hispana Univisión transmitiera el pasado 8 de diciembre “La amenaza iraní”. Un reportaje de investigación que relaciona a funcionarios diplomáticos de sendos gobiernos en la supuesta planificación en 2006 de un ataque cibernético por parte de la República Islámica de Irán a varias plantas nucleares en EEUU, así como objetivos gubernamentales de ese país entre los que se encuentran, la Casa Blanca, el FBI y la CIA.
El argumento parece sacado de una película de Ridley Scott, pero lo cierto es que es la última comidilla diplomática, que vuelve a situar bajo la lupa las relaciones de algunos países de América Latina con la nación persa.

La semana pasada, los servicios informativos de la conocida cadena hispano estadounidense Univisión transmitieron un reportaje de investigación que denuncia una presunta trama orquestada por Irán para atacar los sistemas informáticos de plantas nucleares civiles y militares de EEUU, además de la Casa Blanca, el FBI o la CIA.

Según el audiovisual “La amenaza iraní”, las pruebas comprometen seriamente al ex embajador de ese país en México, Mohammad Hassan Ghadiri, a la actual cónsul general de Venezuela en Miami, Livia Antonieta Acosta Noguera y al vicepresidente de la Unión de Profesores de Ingeniería de la Universidad Autónoma de México (UAM), Francisco Guerrero Lutteroth, a quien se señala como un enlace entre la embajada cubana en el DF y el informático Juan Carlos Muñoz, responsable de formar al grupo de hackers que llevarían a cabo los ataques.

Fue precisamente Muñoz el que con grabaciones de vídeo y audio clandestinos denunció antes las autoridades norteamericanas la supuesta trama terrorista, la segunda que se fragua en territorio mexicano en menos de dos meses tras el sonado complot que implicó al gobierno de Mahmud Ahmadineyad en el presunto intento de asesinato del embajador saudí en EEUU, Adel al Jubeir.



Como era de esperar, el reportaje ha regado litros de tinta y toneladas de pólvora diplomática. Si bien son conocidas las trabas y sanciones de Washington hacia Irán y Cuba, gobiernos con los cuales la administración estadounidense no oculta su recelo, sorprende la implicación de una funcionaria de la embajada de Venezuela, Ejecutivo con el cual EEUU mantiene relaciones, pese a las tensiones con el presidente Hugo Chávez.

De este modo, congresistas norteamericanos como opositores venezolanos han pedido a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que se abra una investigación a la cónsul por su implicación en la trama.

"De comprobarse, estas acciones demuestran la disposición de Livia Antonieta de minar los intereses de Estados Unidos, y la amenaza potencial a nuestra seguridad nacional que representan sus actividades", dijeron los legisladores republicanos de Florida, Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz Balart y David Rivera, y el demócrata de Nueva Jersey, Albio Sires, en una misiva enviada al despacho de Clinton.

Un llamamiento al que se hizo eco el político venezolano Pablo Medina del opositor Movimiento Laborista, que durante una conferencia de prensa en Miami, hizo hincapié en la gravedad de la denuncia y exigiendo una investigación por parte de ambos países.

A pesar de la polémica, tanto la diplomática venezolana, como la embajada de Cuba en México y la UAM, no han querido ofrecer declaraciones a los medios de comunicación o agencias de noticias internacionales. Tampoco la alta cúpula de EEUU da muestra intenciones, de momento, de romper el silencio.

Sin embargo, Hugo Chávez salió al paso de las acusaciones y calificó de “mentira” el reportaje emitido el 8 de diciembre por Univisión, asegurando que es una estrategia más para “atacar” a su país, debido a que el audiovisual también apunta a la presencia del grupo terrorista Hizbulá,- conocido por sus nexos con Irán-, en territorio suramericano, volviendo la vista a países como Argentina, Brasil y Venezuela.

La advertencia de Israel
Dos días antes de la emisión del reportaje, el viceprimer ministro de Israel Moshé Yaalon, afirmó en una entrevista a la agencia Efe que la República Islámica está creando, con la ayuda de Venezuela, una "infraestructura terrorista" en Latinoamérica para atentar contra Estados Unidos, Israel y sus aliados.?

"La idea es armar una infraestructura terrorista que durante un tiempo esté adormecida y que en su momento pueda atacar intereses de Estados Unidos o en Estados Unidos", así como intereses "israelíes o judíos o de cualquier otro país que se oponga a su postura política", indicó el funcionario durante una visita oficial a Uruguay.

Las declaraciones del que fuera el exjefe de inteligencia militar de Ejército israelí, coincide con los especialistas consultados en “La amenaza iraní”, las cuales indican una relación entre células yihadistas y los barones del narcotráfico latinoamericano.

"También se respalda en la inmunidad que tienen los diplomáticos iraníes en la zona" y "aprovecha muy especialmente la forma hospitalaria cómo son recibidos por el presidente Chávez y de esa forma ingresa en todo el continente", aseguró Yaalon.